Pasadas las 20.00 horas de este jueves el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha comparecido en La Moncloa para valorar el anuncio del "cese definitivo de la actividad armada" de ETA. "Muestro mi confianza en la libertad, en la democracia y en España", han sido las primeras palabras del presidente, que no ha admitido preguntas de la prensa.

Este comunicado ha llegado gracias al temple y la firmeza de la sociedad españolaZapatero ha mencionado a todos aquellos que han luchado contra el terror. "Hemos luchado con determinación. Es de justicia recordar el trabajo de todos los ministros de Interior, en particular los que han trabajado conmigo", ha afirmado. También ha agradecido la "generosa" entrega de las Fuerzas de Seguridad del Estado, como la Guardia Civil y la Policía, porque "hay que destacarla por encima de todo", ha insistido, sin olvidarse de la Justicia y los servicios de Inteligencia.

También se ha acordado de Francia y sus autoridades "por su solidaridad y por su ayuda" y ha afirmado que con ellos tenemos una deuda de gratitud. "Le transmito a Sarkozy mi reconocimiento", ha añadido.

El presidente ha explicado que este comunicado ha llegado gracias al temple y la firmeza de la sociedad española. "La nuestra ya es una democracia sin terrorismo, pero no sin memoria, sobre todo de las víctimas. El recuerdo de las 829 víctimas mortales nos acompañará siempre", ha sentenciado. El socialista ha dirigido unas palabras especiales a la sociedad vasca, que, a partir de ahora, "disfrutará de una convivencia libre y en paz".

Tras recordar que ahora serán el Gobierno y el Parlamento elegidos en las urnas el 20-N los encargados de conducir la siguiente etapa, el presidente saliente ha considerado que podemos "vivir la legítima satisfacción por la victoria de la democracia, aunque teñida por el dolor" del recuerdo de las víctimas.