Miguel Ángel Silvestre: "La fama es como una lotería. Ni siquiera depende de ti"

  • Es uno de los protagonistas de 'Verbo', una singular aventura fantastica.
  • En el film de Eduardo Chapero-Jackson, interpreta a un enigmático grafitero.
  • Un registro además distinto al de prototipo de tipo duro o galán.
  • También puedes leer la reseña de la película aquí.
Miguel Ángel Silvestre.
Miguel Ángel Silvestre.
Archivo

Miguel Ángel Silvestre (Castellón de la Plana, 1981) ha estado estos días en Sitges para apoyar la promoción de su próxima película en estrenarse, Verbo, el debut en el largometraje del galardonado cortometrista Eduardo Chapero-Jackson. Una insólita e imaginativa aventura que recoge el vacío y desorientación del mundo adolescente actual. Protagonizada por la joven debutante Alba García, en Verbo, que se estrenará el 4 de noviembre, Miguel Ángel Silvestre interpreta a "Líriko", un enigmático grafitero que esparce mensajes de esperanza.

¿En verbo interpreta a un líder, una especie de gurú?

Sí, me ha tocado hacer de líder, pero he tenido una implicación muy personal porque te sientes identificado con todos los pesonajes, especialmente con el de Sara (Alba García) la protagonista. Es difícil no verte a ti en su personaje y en el mensaje de la película.

¿Algunas referencias que le inspirasen para su personaje?

Está la del grafitero Banski, dejando mensajes por todas las calles del mundo; también lleva el alma de Nach que es uno de los hiphoperos del panorama español más comprometidos; y naturalmente el alma de Edu (Eduardo Chapero-Jackson). A Banksy no le he conocido, pero con Nach sí que he podido trabajar desde el primer día de rodaje. Uno de los regalos de esta película es haber podido estar 3 días en un estudio con Natch haciendo palabras.

¿Fue para el trabajo de los diálogos en rimas, del alma de rapero que tiene también su personaje....?

Sí, y es que Nach también es muy como mi personaje, el de Liriko.

Hay una secuencia de 'Verbo' que está realizada en animación ¿qué penso cuando se vio a sí mismo como dibujo animado?

Fue una sorpresa. Primero Edu me enseñó un dibujo y me gustó mucho. Nosotros hicimos la película y dos años después Edu nos dijo “La tenemos. Venid a verla”. No habíamos visto nada y fue algo que ni me imaginaba. Edu nos intentaba explicar durante el rodaje el mundo que había a nuestro alrededor, pero hasta entonces no me di cuenta realmente de todo lo que había detrás.

¿Con qué contexto se identifica más: con el real de ese barrio cotidiano o con el mundo fantástico, en el subsuelo?

Con el real, sin duda.

¿Hasta qué punto 'Verbo' puede conectar con los jóvenes de hoy en día?

Creo que puede conectar muchísimo. De hecho va especialmente dirigida a ellos, y muchos jóvenes, mucha gente puede sentirse identificada. A mí, por ejemplo, como espectador me gustó mucho. Me gustó ver a Alba (García) y su liberación. Ver las tinieblas para luego poder ver la luz. Ver que después de la tormenta llega la calma...

¿La película está empezando a crear división de opiniones. Espectadores a los que les fascina y otros a los que no les gusta?

La división de opiniones es buena porque también quiere decir que el director se ha posicionado, ha sido valiente, intentando compartir lo que él quería con los espectadores.

¿Disfrutas más haciendo cine o televisión?

La televisión es más inmediata, más con el instinto. Y el cine es un proceso más largo, es más a fuego lento.

¿Le sorpendió la recepción que obtuvo interpretando a "El Duque" con 'Sin tetas no hay paraíso'?

Sin duda, porque esto es como una lotería. Depende de tantos factores que incluso no depende ni de ti, es algo mucho más grande.

¿Le cansa la fama?

No. Para nada. Lo importante es vivir nuevos procesos. Soy muy inquieto y necesito vivir nuevas cosas, nuevas experiencias.

¿Quizá ha pensado en escribir un guión o dirigir...?

De momento no. Quiero actuar y trabajar con gente muy variada.

¿Actualmente en qué proyecto está?

Estoy trabajando con José Luis Cuerda en 'Todo es silencio', con el gran Juan Diego, con Quim Gutiérrez, que son unos actorazos.

¿Con cuál de sus trabajos, sea en el cine o televisión, ha sentido que le había hecho crecer como actor?

Todos suman y de todos te llevas una experiencia y una prendizaje distinto. No habría ninguno en especial. He tenido mucha suerte con compañeros que me han dado grandes consejos. Ahora mismo, por ejemplo, con Juan Diego o en su momento Federico Luppi, Lluís Homar, Javier Homar... no sé, temo dejarme a tantos.

¿Siempre tuviste claro que querías dedicarte a la interpretación?

Pues, cuando jugaba al tenis nunca llegué a pensar que estaría aquí. Antes, cuando me preguntaban quien era mi “liriko”, pues decía Sergi Bruguera. Era quien en cierta forma me daba motivación para seguir entrenando y duro en tenis. Y ahora, pues claro, tus líricos se convierten en otras personas, en Luis Tosar, Javier Bardem, Javier Cámara, Juan Diego, Jordi Dauder – que falleció hace muy poco -. Son esos “líricos” que han ido dejando sus mensajes para dar aliento y fuerzas.

¿Y el fenómeno fan, cómo lo vive?

Debes intentar apartarte de expectativas y cosas así. El camino es el de uno y procuro disfrutar de mi trabajo con la máxima entrega posible. En ello estoy y es un aprendizaje eterno.

¿Qué es lo más extraño o curioso que le ha pedido algún fan?

No recuerdo nada fuera de lo común, la verdad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento