El matrimonio Pérez-Santiago se dedica a la venta ambulante.
El matrimonio Pérez-Santiago, que se dedica a la venta ambulante, tras ser desahuciado. AS

Vecinos, amigos y familiares consiguieron evitar dos veces el desahucio de la familia Pérez-Santiago del piso que ocupaban ilegalmente en el número 28 de la calle Marín, en el barrio de Verdum de Barcelona. Este miércoles, en cambio, no pudieron hacer nada.

Uno de los principales temores del matrimonio era perder la custodia de sus hijosLos Mossos d'Esquadra, acompañando a la comitiva judicial, desalojaron al matrimonio y a sus tres hijos a las 8.00 horas. Para hacerlo, los agentes redujeron y esposaron al padre de la familia, porque estaba "muy nervioso y agresivo", aunque no lo detuvieron, según indicaron a 20 minutos.

Uno de los principales temores del matrimonio, que ocupó el piso al no poder pagar un alquiler (los dos se dedican a la venta ambulante), era perder la custodia de sus hijos si se quedaban sin hogar, pero los niños permanecerán en casa de un familiar.

Los dos se dedican a la venta ambulanteAún así, los padres y uno de los hijos, que es epiléptico, fueron trasladados al Hospital Vall d' Hebrón debido a su estado de nervios. La asociación para el alquiler público y asequible, 500x20, protestó por la tarde ante el inmueble donde hasta este miércoles vivían los Pérez-Santiago, y se mostró muy crítica por la "violencia" policial.

Nuevos desahucios

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) consiguió este miércoles parar un desahucio por ejecución hipotearia en Rubí y convocó protestas para evitar dos en el número 470 de la calle Grant de Sant Andreu (este martes) y en el 41 de la  calle La Mina de la Ciutat (este miércoles, en Roquetes). Junto a otras entidades sociales y vecinales, la PAH convocó una concentración para esta madrugada con el objetivo de parar el desahucio, previsto para las 9.00 horas, de cinco familias que viven en el número 109 de la calle Sant Pau, en el barrio del Raval.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.