Berlusconi
Berlusconi, en su intervención este miércoles ante el Parlamento de Italia. EFE

La compra de deuda italiana por parte del BCE parece no haber dispersado las dudas de los inversores sobre Italia, y el Tesoro italiano se ha visto obligado a colocar este martes bonos a 5 años por un valor total de 3.865 millones de euros, con una rentabilidad del 5,6%, lo que supone el nivel más alto alcanzado por este tipo de deuda desde el nacimiento del euro.

Según informó el Banco de Italia en un comunicado, la tasa de rendimiento de estos títulos de deuda se incrementó en 0,67 puntos porcentuales, pues la rentabilidad de la última subasta de este tipo celebrada el pasado 14 de julio fue del 4,93%.

El Tesoro italiano pretendía colocar entre 4.000 y 3.000 millones de euros en este tipo de deuda, mientras que la demanda fue de 4.945 millones de euros.

La prima de riesgo se dispara

Esta subasta se produjo en un día en el que la prima de riesgo de Italia, que se mide con el diferencial entre el bono italiano a diez años y el alemán del mismo plazo, superó los 400 puntos básicos, situándose en niveles de principios del pasado mes de agosto.

Según 'Financial Times', el Gobierno italiano está en contacto con las autoridades chinas para intentar que Pekín compre deuda pública e invierta en empresas A las 11.24 hora local de Roma (la misma hora en la España peninsular), la prima de riesgo de la deuda italiana llegó hasta los 405,6 puntos básicos, muy cerca del récord histórico alcanzado el pasado 5 de agosto, cuando llegó a tocar los 406 puntos básicos. Instantes después, el diferencial entre el bono italiano a diez años y el alemán del mismo plazo se relajaba un poco y la prima de riesgo se situaba en los 403,2 puntos básicos.

Este nuevo incremento se produce cuando el primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, se encuentra en Bruselas para reunirse con las autoridades comunitarias y analizar el último plan de ajuste presupuestario de su Gobierno, por un valor de unos 54.000 millones de euros.

Además, el diario Financial Times publica este martes que el Gobierno italiano está en contacto con las autoridades chinas para intentar que Pekín compre títulos de deuda pública e invierta en empresas estratégicas del país para salir de la actual situación de crisis financiera.

Fuentes del Ministerio de Economía de Italia, país que cuenta con una deuda pública en torno al 120% de su producto interior bruto (PIB), solo confirmaron este martes la existencia de una reunión de su titular, Giulio Tremonti, con una delegación de inversores chinos, pero no revelaron el contenido de la misma.

A todo ello se suma además las nuevas incertidumbres creadas sobre un posible impago inminente de Grecia, que ya este lunes hicieron que la prima de riesgo italiana se disparara y que la Bolsa de Milán cerrara con una caída cercana al 4%.