Ayuntamiento y representantes de 'ZeM2All' se reúnen para desarrollar un estudio de viabilidad sobre el proyecto

Representantes del Ayuntamiento de Málaga y del proyecto de Movilidad de Cero Emisiones para todos, 'ZeM2All', impulsado por el Gobierno japonés en la capital malagueña, se han reunido este lunes para desarrollar un estudio de viabilidad que permita obtener unas conclusiones sobre "cómo seguir avanzando y poner marcha" este programa tecnológico.
De La Torre, Durante La Recepción
De La Torre, Durante La Recepción
EUROPA PRESS

Representantes del Ayuntamiento de Málaga y del proyecto de Movilidad de Cero Emisiones para todos, 'ZeM2All', impulsado por el Gobierno japonés en la capital malagueña, se han reunido este lunes para desarrollar un estudio de viabilidad que permita obtener unas conclusiones sobre "cómo seguir avanzando y poner marcha" este programa tecnológico.

Así lo ha indicado el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, durante la recepción los participantes de 'ZeM2All', en el Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU); donde ha avanzado que "ellos quieren también plantear que pueda trabajarse no sólo en Málaga, sino también en algunos municipios del entorno", que serán, a su juicio, pertenecientes a la costa.

De esta forma, los 200 vehículos eléctricos que Japón traerá a Málaga a principios de 2012, en el marco del programa de viabilidad acordado el pasado mes de marzo entre el Consistorio malagueño y la organización para el desarrollo de nueva tecnología industrial y de la energía, dependiente del Ministerio de Economía, Comercio e Industria japonés, NEDO; también podrá ofrecer servicios interurbanos.

No obstante, todavía no se conocen los lugares donde irán ubicados los 236 puntos de recarga previstos —220 de recarga normal y 16 de rápida—, los cuales se decidirán "en los meses próximos", según De la Torre. Como ha recordado, estos vehículos cuentan con una autonomía de unos 180 kilómetros y cada uno de ellos tiene un coste de unos 29.000 euros.

Estarán fabricados por Mitusbishi y serán destinados a renting, de modo que los datos generados por los usuarios en cuanto a recorrido, consumo eléctrico, fallos, etcétera, van a ser controlados. "Se trata de participar en una experiencia tecnológica", ha puntualizado.

Por tanto, Málaga será "el marco físico" del proyecto, "donde los vehículos van a moverse", por lo que la ciudad colabora "ofreciendo espacios, con varios puntos de recarga, etcétera". De esta forma, el primer edil ha considerado necesario este estudio de viabilidad para que "la prueba sea útil", por lo que "esperamos que tenga unos resultados positivos" y que arrojen "datos concretos".

"Lo que se va a hacer es un memorandum donde va a quedar muy claro qué es lo que tenemos que hacer cada uno", en cuestiones como las recargas, los aparcamientos, las ordenanzas, etcétera, ha explicado.

"Estamos encantados de trabajar con un país tan solvente en el plano técnico y económico", —ha subrayado— que, al igual que las españolas, cuenta con unas empresas "de primera línea". Además, "visualiza que Málaga es una ciudad tecnológicamente avanzada, de vanguardia", ha subrayado.

Otros proyectos

Por su parte, el director general del Departamento Smart Community System de NERO, Hidekazu Takakura, que se enmarca en el Japan-Spain Innovation Program for Technological Cooperation (JSIP), ha afirmado que, "si está todo preparado, a principios de años ya estarán circulando las 200 unidades de coches eléctricos" por Málaga.

En cuanto a los atractivos de la capital de la Costa del Sol para el desarrollo del citado proyecto, ha dicho que no sólo se trata de éste, sino que también existen "otros que estudiaremos y desarrollaremos la introducción de nuevas tecnologías y energías renovables". Además, ha manifestado que la ciudad "siempre ha sido muy amable y cooperativa con nosotros".

Por tanto, Málaga, que como ha indicado ya está desarrollando el proyecto SmartCity, tiene "varias condiciones favorables". En cuanto al programa de Endesa, que plantea un nuevo modelo de gestión energética en las ciudades con el objetivo de conseguir un aumento de la eficiencia, una reducción de las emisiones de dióxido de carbono y un aumento del consumo de energías renovables; ha señalado que "los tres organismos ya hemos firmado un convenio de colaboración". Ambos proyectos serán complementarios.

Visibilidad internacional

Según lo acordado entre el Ayuntamiento de Málaga y NEDO, el proyecto es de cuatro años y cuenta con un presupuesto de unos 40-50 millones de dólares. En la parte japonesa, está liderado por Mitsubishi Corporation y participan también Mitsubishi Heavy Industries e Hitachi; y, en cuanto a España, está capitaneado por Endesa y se encuentran también Telefónica y Sadiel.

Desde la anterior reunión celebrada entre ambas instituciones, "ha habido cartas, correos electrónicos, etcétera, para ir avanzando", ha afirmado De la Torre, quien ha aclarado que, con este encuentro, tratarán de "ir más lejos que en marzo".

Asimismo, el regidor malagueño ha asegurado que las empresas embarcadas en este proyecto "ven a Málaga como una ciudad de vanguardia, innovadora, comprometida ante la sostenibilidad ambiental, como el ahorro energético". En este sentido, se ha referido al coche eléctrico, que ha añadido que también puede suponer "un ahorro económico".

Además de estas cuestiones, ha destacado que "a nosotros nos importa mucho porque da visibilidad de la ciudad internacionalmente", ya que, a diferencia de SmartCity, "aquí estamos solos". Según ha indicado, se trata de "la única" ciudad europea "como espacio experimental", por lo que "qué duda cabe que si la ciudad sabe mostrar todas las fortalezas que tiene en materia tecnológica, estos organismos pensarán en Málaga para algún otro proyecto", ha resaltado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento