El alcalde de A Coruña, Carlos Negreira, ha cifrado en 33.000 los litros de queroseno que han podido llegar a la Ría de O Burgo (A Coruña) procedentes de un camión cisterna estacionado en una gasolinera próxima ubicada en la AP-9. Mientras, los Bomberos de Arteixo han logrado contener entre 3.000 y 4.000 litros, que trasvasarán en las próximas horas a un camión cisterna.

En total, son 36.400 los litros de queroseno, combustible empleado para los aviones, los que ha vertido el camión cisterna desde aproximadamente la 1.00 de la madrugada, aunque el conductor no se percató de lo sucedido hasta las 08.00 horas, según ha informado a Europa Press un portavoz de los Bomberos de Arteixo.

A través de la canalización de pluviales, el vertido ha llegado al río Pelamios y de ahí a la ría de O Burgo, donde, según ha precisado el regidor coruñés, habrían llegado 33.000 litros de queroseno. Por su parte, los Bomberos de Arteixo, que han desplazado al lugar una dotación, han logrado contener "entre 3.000 y 4.000 litros", según ha precisado un portavoz, que ha indicado que ahora procederán a su trasvase a un camión cisterna. DISPOSITIVO

A preguntas de los periodistas, coincidiendo con la rueda de prensa convocada este viernes, el alcalde de A Coruña ha manifestado que la Xunta de Galicia es la "competente en este caso" y que el Ayuntamiento de A Coruña se ha puesto ya en contacto con las Consellerías do Mar y Presidencia, así como con la Subdelegación del Gobierno en A Coruña.

Al respecto, Negreira ha destacado la "colaboración" entre todas las administraciones implicadas. "Se está colaborando de forma idónea", ha recalcado el regidor coruñés, quien ha explicado que se han puesto en marcha dispositivos tanto aéreos como terrestres, además de haber declarado la Xunta "la prealerta" en esta zona.

En concreto, ha precisado que, junto al Helimer, que sobrevuela la ría, "están planeadoras" para localizar la extensión de la mancha "que está entre los dos puentes de la ría de O Burgo", ha precisado.

Negreira ha insistido en que "ahora hay que ver que representa de la totalidad del vertido", aunque ha remarcado el hecho de que el queroseno sea "afortunadamente más volátil" en relación a otros combustibles.

Además del dispositivo puesto en marcha en la ría de o Burgo, el Ayuntamiento de A Coruña ha decidido activar también la vigilancia en las playas "por si tiene alguna repercusión", ha indicado Negreira, quien ha insistido en que se trabaja para "minimizar" el efecto del vertido.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.