En declaraciones a los periodistas, Santos, quien actúa como fiscal jefe en funciones hasta la toma de posesión de Javier Zaragoza, explicó que por "razones de prudencia" no se va a solicitar "ninguna medida" para la aplicación de la sentencia por la que Otegi ha sido condenado hoy por un delito de enaltecimiento del terrorismo y que, al poder ser recurrida, todavía no es firme.

El teniente fiscal, que ejerció la acusación en el juicio al portavoz de Batasuna, aseguró además que no hay riesgo de fuga ni de reiteración delictiva por parte de Otegi y consideró que esta sentencia es "independiente" de su situación procesal en la causa en la que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska investiga la relación de la formación abertzale con ETA.

Condena a 15 meses de cárcel

La Audiencia Nacional condenó hoy al portavoz de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi a 15 meses de cárcel y siete años de inhabilitación absoluta por un delito de enaltecimiento del terrorismo, al haber participado en un homenaje al etarra José Miguel Beñarain, alias "Argala", el 21 de diciembre de 2003.

El fiscal jefe en funciones de la Audiencia Nacional, Jesús Santos, había pedido 15 meses de cárcel para Otegi al considerar que el acto de homenaje a José Miguel Beñarán, en Arrigorriaga, Vizcaya, fue un acto político y no un homenaje, como declaró el dirigente abertzale.

La condena dictada hoy por la Sección Tercera de la Sala de lo Penal es la segunda que suma Otegi, después de que el Tribunal Supremo lo condenara el 4 de noviembre de 2005 a un año de cárcel por un delito de injurias graves al Rey, al que había llamado en febrero de 2003 "responsable de los torturadores".

Susceptible de ser recurrida

Puesto que la condena del Supremo es ya firme, la sentencia de hoy de la Audiencia podría suponer, según fuentes jurídicas, el ingreso en prisión de Otegi si así lo solicita la Fiscalía, aunque es susceptible de ser recurrida ante el Supremo.

Para condenar ahora a Otegi -quien además se encuentra en libertad bajo fianza por su procesamiento en el sumario en el que se investiga la relación de Batasuna con ETA- la sala considera probado que éste tuvo una "participación muy activa" en el homenaje al dirigente etarra "Argala" con motivo del 25 aniversario de su fallecimiento, el 21 de diciembre de 2003 en Arrigorriaga (Vizcaya).

El tribunal esgrime como principal prueba de cargo "sobre la realidad del acto de homenaje celebrado, las informaciones periodísticas obrantes en la causa".

Aunque Beñarán fue amnistiado en 1977, "el ensalzamiento de sus actos o de su persona no dejaría de constituir delito de terrorismo", en concreto el de enaltecimiento, "a pesar del perdón por sus acciones" que esta amnistía supuso, añade la Audiencia.

El histórico dirigente de ETA "Argala", fallecido en 1978, participó en el atentado contra el almirante Luis Carrero Blanco.

El homenaje de 2003 se celebró en una plaza que lleva su nombre en la localidad de Arrigorriaga.

NOTICIAS RELACIONADAS