El Gobierno tiene indicios de que ETA no ordenó los actos de 'kale borroka'

El Gobierno cree que, por los indicios que tiene y por las declaraciones realizadas el lunes por los dirigentes de Batasuna, los ataques de la "kale borroka" del fin de semana no responden a una orden previa. Además, elogia la "posición ponderada y prudente" que está adoptando el líder del PP, Mariano Rajoy.
Fernando Moraleda en la rueda de prensa que ofreció hoy. (Efe)
Fernando Moraleda en la rueda de prensa que ofreció hoy. (Efe)
EFE/Gustavo Cuevas

El secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, hizo esas consideraciones en la conferencia de prensa que ofreció en el Palacio de la Moncloa para informar de las reuniones mantenidas por José Luis Rodríguez Zapatero con los diputados de la CHA y de EA para analizar el anuncio de alto el fuego de ETA.

Lasagabaster

En una de esas reuniones, Eusko Alkartasuna (EA) transmitió al presidente su convicción de que "todos tenemos la obligación" de intentar conseguir un consenso para la normalización política del País Vasco.

El respeto a la minoría no debe invalidar lo que quiere la mayoría

Además advirtió de que el respeto a la minoría no debe invalidar lo que quiere la mayoría.

La diputada de EA, Begoña Lasagabaster, se reunió el martes durante más de hora y media en el Palacio de la Moncloa con  Zapatero.

En conferencia de prensa tras el encuentro, la diputada explicó que ese consenso deberá ser "lo más amplio posible".

Asimismo, indicó que "tenemos la obligación, además del derecho, a participar en esa mesa, foro, conferencia o parlamento" y "ningún sector de la población vasca puede quedar excluido de esas conversaciones".

Respecto a las declaraciones de ayer de Batasuna, la diputada del Grupo Mixto consideró "lógico y objetivo" pensar que suponen "un avance importante y un salto cualitativo en la utilización única de la política, excluyendo para siempre cualquier estrategia".

Rechazo a la violencia

Por su parte, Moraleda reiteró el rechazo del Gobierno a todo tipo de violencia.

Creo que cada vez nos acercamos más a que no se trata de una orden, pero habrá que esperar al resultado de las investigaciones

Además, subrayó que el Ministerio del Interior está trabajando a fondo para conocer a los autores de los ataques de Barañáin y Getxo, actos que dijo que son "dos atentados incompatibles con el proceso de paz".

Aseguró que se conocerá a los responsables de los mismos y la opinión pública será informada de ello, pero señaló que, por las declaraciones de ayer y por los indicios de que dispone el Gobierno, no hubo orden previa para perpetrarlos.

"Creo que cada vez nos acercamos más a que no se trata de una orden, pero habrá que esperar al resultado de las investigaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", añadió.

Sin excusas

En cualquier caso, el secretario de Estado aseveró que, aunque se trate de hechos aislados y descontrolados, han de combatirse "sin la más mínima excusa".

La violencia no puede calificarse de alta o baja intensidad porque toda es rechazable
En este sentido, señaló que la
violencia no puede calificarse de alta o baja intensidad, porque toda es rechazable.

Repitió que el Gobierno "toma nota" de la posición de Batasuna ante los ataques del fin de semana y que, con ella, "están iniciando el camino que todos deseamos", pero precisó que "ese camino hay que recorrerlo en su totalidad, y, para ello, hay que cumplir la ley".

Alterar el calendario

Moraleda fue preguntado por la posibilidad de que esos ataques puedan alterar el calendario previsto para la verificación del alto el fuego de ETA y la posible comparecencia del presidente del Gobierno en junio en el Congreso para pedir el aval al inicio de un diálogo con la banda terrorista.

Lo importante ahora es determinar que estamos ante un proceso de verificación en el que el alto fuego pasa a ser un hecho constatable

"No hay razones para cambiar el objetivo, pero puede haberlas en el futuro, y lo importante ahora es determinar que estamos ante un proceso de verificación en el que el alto fuego pasa a ser un hecho constatable", añadió.

Moraleda instó a que nadie piense que éste pueda ser un proceso "corto y fácil" y subrayó que "si esta carrera tiene algo de importante es alcanzar la meta, y la meta -precisó- es la paz".

Ante las críticas realizadas al Gobierno por el dirigente del PP Eduardo Zaplana acusándole de no haber sido lo suficientemente contundente ante los ataques del fin de semana, el secretario de Estado emplazó a la actitud que está manteniendo el líder de este partido.

El Gobierno escucha las observaciones del señor Rajoy, que ha adoptado una posición ponderada y prudente

"El Gobierno escucha, y con atención, las observaciones del señor Rajoy, que ha adoptado una posición ponderada y prudente ante un proceso largo, duro y difícil", añadió Moraleda, quien subrayó que esa es la actitud que el Ejecutivo quiere resaltar y reconocer.

Añadió que el Gobierno no va a polemizar en este asunto con ningún dirigente del Partido Popular y consideró que los españoles tienen poco interés en las "controversias menores" entre los responsables políticos porque su aspiración es la paz y no se debe frustrar ese anhelo.

No obstante, instó a todos a la prudencia, la unidad y la lealtad, que dijo que son las actitudes que se necesitan en el actual proceso.

Preguntado por la posibilidad de que ETA haya enviado cartas de extorsión a empresarios vascos en fechas posteriores al anuncio del alto el fuego, Moraleda se remitió a lo que han dicho al respecto los representantes del colectivo empresarial asegurando que no les consta ninguna comunicación después del 24 de marzo.

          NOTICIAS RELACIONADAS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento