Tiroteo en Utøya
Uno de los heridos en el tiroteo de Utøya llega al hospital Ullevaal en helicóptero. REUTERS/Hakon Mosvold Larsen/Scanpix

Al menos 68 personas, según la Policía noruega, han muerto en el tiroteo registrado este viernes a las 17.30 hora local en un campamento de las juventudes socialdemócratas (AUF) en la isla Utøya, al noroeste de Oslo, pocas horas después del atentado que sacudía el centro de la capital noruega con siete muertos.

La Policía, que esperó varias horas para confirmar una cifra de fallecidos, vinculó el tiroteo con el atentado de Oslo. Tras los disparos, una persona de nacionalidad noruega era detenida y el Gobierno afirma que está relacionada con "movimientos de ultra derecha", formó parte de las juventudes del conservador partido de la oposición, y se describe en Internet como cristiano conservador.

Los hechos transcurrieron así: un hombre vestido de policía se presentó en la convención de las juventudes socialdemócratas noruegas. Dijo que iba a inspeccionar la seguridad del campamento. Muchos chavales, principalmente de 14 a 17 años, se acercaron a él para preguntar por el atentado en Oslo. Entonces, abrió fuego contra los jóvenes.

Posible cómplice

Tras dos horas de disparos -el agresor llevaba puesto un chaleco antibalas y empuñaba una pistola y un rifle-,  era detenido por las fuerzas especiales. Ahora se investiga si iba acompañado en la masacre, pues varios testigos aseguran que los disparos provenían de dos lugares diferentes.

Otra persona vestida de agente de policía habría sido vista antes en Oslo en un coche particular, por lo que las fuerzas del orden sospechan que podría tratarse de la misma persona, según las hipótesis que manejan. De ahí la posible conexión entre ambos atentados.

Según imágenes mostradas por la televisión Noruega NRK, varias personas intentaron salir nadando de la isla, víctimas del pánico, tras el tiroteo. La Policía ha procedido ya a abrir el tráfico de las carreteras que conducen a la isla para que las familias puedan ir a  comprobar cómo están los jóvenes. Además siguen buscando en el agua a posibles víctimas.

Est sábado a mediodía, la Policía noruega detenía a una segunda persona. Se trata de un hombre que iba armado y estaba en la puerta del hotel en el que el primer ministro noruego visitaba a los heridos del tiroteo de Utoya. El hombre se ha identificado como ex miembro de las juventudes del partido conservador en la oposición.