Límite de velocidad
Un coche circula en una carretera española, en una imagen de archivo. Javier Lizón / EFE

El fiscal de Seguridad Vial ha anunciado este miércoles que todos los conductores que provoquen un accidente de tráfico mortal o heridas graves, serán imputados inicialmente por el delito de homicidio imprudente o lesiones, si han cometido una imprudencia grave.

Bartolomé Vargas, en la rueda de prensa en la que ha ofrecido datos estadísticos sobre los delitos de seguridad vial, ha detallado cinco de estos supuestos: conducir a más de 150 kilómetros por hora, circular con una tasa de alcoholemia superior a la permitida, utilizar el móvil mientras se conduce, no guardar la distancia de seguridad o circular sin respetar los tiempos de descanso.

Dos supuestos serían conducir a más de 150 km/h o ebrio        y usar el móvilEl fiscal ha recordado que el delito de homicidio imprudente está castigado con una pena de cárcel de uno a cuatro años y el de lesiones graves -como daños medulares, cerebrales o politraumatismos severos- con tres meses a tres años de prisión.

Además, en los casos más graves de accidentes de tráfico provocados por una imprudencia grave, la respuesta de los fiscales y la policía judicial será pedir el ingreso en prisión inmediato, el decomiso del coche y la intervención del permiso de conducir.

Vargas ha detallado que del número de procedimientos incoados en 2010 -110.411-, cifra muy parecida a la del año anterior -110.558-, 71.181 casos corresponden a delitos por conducción etílica, que suponen el 35,5 por ciento del total.

El delito de velocidad excesiva ha disminuido un 48 por ciento en 2010 -805 delitos- respecto a 2009 -1.542 delitos- por ciertas dificultades en su detección por parte de la Policía, como las carencias de equipos adecuados por la policía o los GPS que avisan de los radares.

Otros datos de 2010 se han referido al aumento de los delitos por conducción temeraria, o el descenso en el número de personas que se niegan a que se les haga la prueba de alcoholemia y el de aquellos que conducen sin permiso.

La mitad del total de escritos llevados al juzgado de guardia son delitos contra la seguridad vial. Vargas ha manifestado que en la actualidad hay cerca de 600 personas en prisión por este tipo de delitos.