El policía ante el Parlamento
Paul Stephenson, ex jefe de Scotland Yard, ha informado que los 10 empleados trabajaron antes para News International pertenecían al departamento de Relaciones Públicas de este cuerpo policíal. REUTERS

Paul Stephenson, exjefe de Scotland Yard, ha informado este martes ante el Parlamento Británico que 10 miembros del departamento de Relaciones Públicas de este cuerpo policíal trabajaron antes para News International.

En su comparencía, prevía a la del magnate Rupert Murdoch y su hijo y la exdirectora del tabloide News of the World Rebekah Brooks, Stephenson ha aclarado que no quiso comprometer al primer ministro británico David Cameron al presentar su dimisión por el caso de las escuchas telefónicas.

"No estaba golpeando al primer ministro", ha afirmado el jefe de la Policía Metropolitana de Londres al justificar su renuncia tras revelarse que el cuerpo policial había empleado como consultor al periodista Neil Wallis, quien fue subdirector del dominical News of the World entre 2003 y 2007, cuando se produjeron las escuchas. Durante esta época  Scotland Yard no llegó al fondo de la investigación de los sobornos y pinchazos telefónicos de esa publicación.

La Policía británica está siendo muy presionada porque, además de cerrar la investigación de las escuchas ilegales en 2007 con la mera detención de dos personas, algunos agentes aceptaron durante años sobornos del tabloide a cambio de información.

Wallis fue subdirector del News of the World en la época en que era director Andy Coulson, quien fue jefe de prensa de Cameron y debió abandonar el Gobierno el pasado enero por este escándalo.