Trichet rechaza una posible tasa financiera porque traería "pérdida de actividad para Europa"

  • El presidente del Banco Central Europeo critica la propuesta de la Comisión Europea de introducir una tasa sobre las transacciones financieras.
  • Para Trichet lo importante es tener la máxima actividad posible.
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, en la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo.
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, en la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo.
Yves Herman / REUTERS

El presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, ha criticado la propuesta efectuada por la Comisión Europea para poner en marcha una tasa sobre las transacciones financieras en la UE, por considerar que se traducirá en una "pérdida de actividad" para Europa con efectos rechazables.

"Una tasa financiera especial que sea impuesta en Europa y no en el resto del mundo, y en particular en los principales mercados, se traducirá en una pérdida importante de actividad para Europa", dijo Trichet en una audiencia ante el Parlamento Europeo.

Desde ese punto de vista tendría inconvenientes y sería rechazable en un momento en el que es importante tener la máxima actividad posible en Europa, explicó.

La Comisión Europea propuso el miércoles la introducción de una tasa sobre las transacciones financieras para alimentar el presupuesto europeo a partir de 2013 yreducir así la dependencia de las aportaciones que hacen los estados miembros de la UE, que actualmente se elevan al 75% del gasto europeo.

El Ejecutivo comunitario calcula que un gravamen de este tipo podría generar hasta 30.000 millones de euros para las arcas europeas entre 2013 y 2020, a lo que se podrían añadir otros 30.000 millones gracias a un nuevo 'IVA' europeo.

Sin embargo, Trichet ha insistido en el rechazo que ya ha expresado con anterioridad a la posibilidad de crear una 'tasa Tobin' de manera unilateral en Europa, tras el anuncio efectuado por el Ejecutivo comunitario.

"La industria financiera, que debe ser regulada, que debe ser controlada, que debe ser situada en un marco de resistencia máxima, continúa siendo una industria importante para el conjunto de países desarrollados y también de países emergentes, que de hecho están tratando de dotarse de mercados de una importancia considerable", añadió el presidente del instituto emisor.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento