Cargas contra los 'indignados' de Bruselas
La Policía belga cargando contra manifestantes en Bruselas. Los 'indignados' de Bélgica se han concentrado para protestar contra el Pacto del Euro. Nicolas Maeterlinck / EFE

La Policía francesa detuvo este domingo a un centenar de 'indignados' cuando trataban de manifestarse frente a la catedral de Notre Dame de París, donde no tenían los permisos necesarios. Los arrestos se produjeron a primera hora de la tarde, cuando los manifestantes se sentaron frente al monumento para tratar de proseguir una protesta que había comenzado al mediodía en la línea de las convocadas en España, en la que habían participado unas 300 personas. La Prefectura de Policía de París indicó que los arrestados serán liberados una vez se compruebe su identidad.

Al carecer del permiso para manifestarse frente a Notre Dame, los agentes procedieron a desalojarlos sin utilizar la violencia. Los organizadores de la marcha señalaron que tenían permiso para concentrarse frente al Ayuntamiento, pero la plaza estaba en obras, por lo que decidieron trasladarse a la vecina catedral. Allí fueron rodeados por un grupo de agentes que, tras separarlos de los turistas, los arrestó tras avisarles de que su actitud podía tener consecuencias legales. Los detenidos fueron repartidos por diferentes comisarías de la ciudad.

La manifestación había comenzado en la plaza de Jussieu, con pancartas críticas con las políticas económicas que ponen en marcha los Gobiernos. El pacto entre el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, para salvar a Grecia y las propuestas del Fondo Monetario Internacional (FMI) eran el blanco de muchas de las críticas recogidas en las pancartas.

"FMI márchate", "Indignaos, uníos a nosotros" o "Si no nos dejáis soñar, no os dejaremos dormir" eran algunas de las frases pronunciadas por los manifestantes, en su mayoría franceses, pero también con presencia de españoles y portugueses, entre otras nacionalidades.

La manifestación tomó dirección a la plaza de la Bastilla, lugar que durante semanas fue el centro de las protestas de los "indignados" en Francia, antes de que la policía gala les desalojase e impidiese que volvieran a concentrarse en ese lugar.

Los 'indignados' de Bruselas, desalojados por la Policía

Medio millar de 'indignados' belgas se han concentrado este domingo en Bruselas, concretamente en el barrio de Ixelles, para decir no al Pacto del euro, el acuerdo aprobado por los líderes de la UE para mejorar la competitividad y que prevé el aumento de la edad de jubilación y la vinculación de los sueldos a la productividad.

Según la agencia belga, la Policía habría hecho uso de gas lacrimógeno para dispersar a las varias decenas de indignados que se habrían enfrentado a las fuerzas de seguridad. Además, cargaron contra los manifestantes.

Los indignados se han concentrado primero en la plaza Flagey para después marchar en dirección a la plaza Luxemburgo, donde se encuentra la sede en Bruselas del Parlamento Europeo.

Los manifestantes portaban pancartas en las que se podía leer "los sueños de los políticos son mis pesadillas" y en las que se denunciaban las políticas "neoliberales" de los líderes europeos y se pedía "una verdadera democracia".

El movimiento belga de los "indignados" también ha convocado una concentración en la ciudad valona de Lieja, al sur del país. El movimiento "indigne-vous" dice en su manifiesto tomar ejemplo y sentirse cerca de los indignados que protestan tanto en España como en Grecia, y cuenta con un millón de apoyos en las redes sociales del país.