La Policía Nacional ha detenido en Málaga a un hombre de 56 años por haberse apropiado de 55 vehículos de dos empresas de alquiler de vehículos, una ubicada en la capital malagueña y otra en Ceuta; que posteriormente vendía a compradores de buena fe que desconocían su ilícita procedencia.

En concreto, se le acusa de los delitos de apropiación indebida y estafa, superando el valor del perjuicio causado los 400.000 euros. Hasta ahora se han recuperado 35 coches, que ya habían sido vendidos a compradores y empresas de compra-venta de vehículos usados y de ocasión; los cuales ya le han sido intervenidos.

La investigación se inició tras la denuncia presentada por el responsable de una empresa de coches de alquiler malagueña por la apropiación indebida de 33 vehículos de su compañía, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

En apenas 12 días, los investigadores localizaron al presunto autor de los hechos, que había huido a Marruecos para evitar la acción de la justicia. Al parecer, también había cometido otros fraudes similares, prevaliéndose de su cargo en un concesionario oficial ubicado en la zona del Campo de Gibraltar.

De esta forma, la operación ha sido desarrollada de forma conjunta por agentes de los Grupos de Delincuencia Económica de Ceuta y del Grupo de Fraudes de Málaga; que ha tenido como resultado la detención del presunto responsable a su regreso a España.

Consulta aquí más noticias de Málaga.