Bombardeos en Trípoli
Bombardeo en Trípoli REUTERS

La ministra española de Defensa, Carme Chacón, dijo este miércoles que presentará el próximo viernes al Consejo de Ministros una prórroga indefinida de la contribución a las operaciones de la OTAN en Libia.

Debemos mantenernos en Libia hasta la consecución de los objetivos"El viernes llevare al Consejo de Ministros una prórroga indefinida", afirmó Chacón al llegar a una reunión con sus homólogos de Defensa de la Alianza Atlántica que estudiará la marcha de las operaciones en Libia.

La prórroga que estudiará el Gobierno será "con la misma contribución y el mismo formato", afirmó la ministra.

El anuncio de la ministra coincide con la visita que este mismo miércoles de la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, al bastión rebelde de Bengasi, en donde ha mostrado el apoyo del Gobierno español a los opositores al régimen de Gadafi.

La misión expira el 22 de junio

El actual mandato de la aportación española expirará el próximo día 22.

El anuncio de Chacón tiene lugar una semana después de que la OTAN aprobara una extensión de 90 días de su misión en Libia, hasta finales de septiembre.

"Debemos mantenernos en Libia hasta la consecución de los objetivos. Esa es la razón por la que pedimos una prórroga indefinida de la misión en Libia, con la que España está firmemente comprometida", subrayó la ministra de Defensa.

Fuerzas neutralizadas

Chacón explicó que el jefe de las fuerzas de la OTAN en Europa, el almirante James Stavridis, presentó a los ministros un panorama de las operaciones en Libia "con importantes avances", ya que "en boca de los propios generales libios" se ha neutralizado "en un 80 por ciento" la capacidad del régimen de Muamar al Gadafi de atacar a la oposición.

España contribuye en la operación con cuatro cazabombarderos F-18 y dos aviones de reabastecimiento en vuelo para garantizar la zona de exclusión aérea, ubicados en la base italiana de Decimonannu (Cerdeña).

Para la aplicación del embargo de armas decretado por la ONU sobre Libia, España tiene desplegados en el Mediterráneo la fragata Méndez Núñez, el submarino Mistral y un avión de vigilancia marítima.

El anunció de Chacón de que se mantendrá la misma colaboración y el mismo formato supone que los F-18 seguirán sin participar en bombardeos sobre Libia, ya que su misión se circunscribe a controlar que se respeta la zona de exclusión de vuelos militares en torno al espacio aéreo libio.