El fiscal ha pedido 60 años de prisión para un hombre, I.L.M., acusado de amenazar a seis jóvenes y de agredir sexualmente a dos de ellas, una de las cuales era menor de edad (17 años) durante el verano de 2004, hechos por los cuales será juzgado este miércoles en Toledo.

Además, solicita 24 años de cárcel para otros tres hombres, O.R.A.M., F.F.C., y A.R.G., acusados de amenazar a esas mismas jóvenes en la mencionada fecha, según el escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press.

Concretamente, el Ministerio Público pide para I.L.M. quince años de prisión por cada uno de los delitos de agresión sexual (que en total fueron dos) y cinco años de prisión por cada uno de los delitos de amenazas (que en total fueron seis).

Para O.R.A.M., F.F.C. y A.R.G. el fiscal estima conveniente imponer a cada uno de ellos cuatro años de prisión por cada delito de amenazas (que en total fueron seis).

Relato de los hechos

Según relata el fiscal, los acusados durante los meses de julio y agosto de 2004 se pusieron en contacto con personas jóvenes a las que manifestaban que pertenecían a una organización internacional y que tenían pendiente importantes operaciones, de tal modo que si colaboraban con la simulada organización podrían obtener dinero a cambio.

Una vez convencidas las víctimas de la existencia de la ficticia organización y de las grandes transacciones dinerarias que iba a realizar la misma, éstas cooperaban prestando vehículos particulares a los acusados, así como dándoles cobijo en sus domicilios y acompañándoles a los lugares que los acusados les indicaban.

El fiscal señala que una vez que las víctimas creían que estaban dentro de la organización, los acusados les exigían cantidades de dinero bajo expresiones conminatorias tales como que iban a matarles a ellas y a sus familias.

De igual modo cuando viajaban con chicas jóvenes a hoteles, les hacían creer que debían mantener la apariencia de pareja, y una vez en las habitaciones aprovechaban para mantener relaciones sexuales que las víctimas no consentían, pero a las que no oponían resistencia por el fuerte estado emocional de temor que padecían.

Cantidades que obtuvieron

De esta forma, los inculpados obtuvieron más 15.000 euros de las seis jóvenes, utilizando para ello amenazas de muerte dirigidas contra ellas y sus familiares y llegando incluso a mostrar una pistola con el fin de atemorizarlas.

Todas las cantidades obtenidas fueron incorporadas por los acusados a su patrimonio con la intención de obtener un ilícito provecho económico.

El fiscal pide que los acusados indemnicen a las víctimas devolviéndoles el dinero que les fue robado, y que además el principal acusado indemnice a la menor por daños morales con 6.000 euros.

Consulta aquí más noticias de Toledo.