Las alusiones al abuelo del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y las movilizaciones del ya conocido como 'movimiento 15M' han marcado esta campaña electoral en la Comunitat Valenciana, en la que habido continuas referencias a la dignidad.

Así, las palabras que pronunció el presidente de la Generalitat y candidato del PPCV a la reelección, Francisco Camps, sobre el abuelo del jefe del Gobierno —el capitán Juan Rodríguez Lozano, fusilado por las tropas franquistas en 1936— y las reacciones que provocaron han tenido un destacado papel en la campaña.

Asimismo, las movilizaciones de los participantes en el ya conocido como 'movimiento 15M', que han acampado en la inmensa mayoría de las ciudades españoles, entre ellas Valencia, Alicante y Castellón, reivindicando un cambio económico social y, sobre todo, político, han tenido un gran protagonismo en los últimos días de la campaña electoral, que ha contado con muchas alusiones a la dignidad.

En general, los 'populares' han centrado sus discursos en la necesidad de que haya un cambio de Gobierno en España, con la marcha de José Luis Rodríguez Zapatero, a pesar de que las próximas son elecciones autonómicas y locales.

"Dignidad" ha sido la palabra más pronunciada por el candidato del PSPV a la Presidencia de la Generalitat, Jorge Alarte, cuyo lema ha sido, precisamente, 'La dignidad de un voto'. Los socialistas también la han utilizado como canción de campaña con la adaptación al castellano de 'Dignity', de Deacon Blue, cuyo letra guarda relación con el lema, con frases como "el futuro será nuestro si tenemos dignidad". Por su parte, el lema de los 'populares' ha sido 'Centrados en Ti'.

La campaña ha finalizado sin ninguna novedad significativa respecto a la trama Gürtel, en la que está imputado el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, tras la decisión de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) de continuar deliberando la próxima semana sobre la inhibición parcial de las actuaciones acordada por el juez instructor del 'caso Gürtel' en Madrid, Antonio Pedreira, en relación a los presuntos delitos electorales y de financiación irregular, entre otros.

Las alusiones a Gürtel no han tenido excesivo protagonismo esta campaña. No obstante, destaca la exposición itinerante con diez trajes de chaqueta, que presentó esta semana el PSPV para denunciar la corrupción. En Castellón, la Policía Local prohibió la exhibición de estos maniquíes.

Las dos formaciones mayoritarias optaron por celebrar su acto principal de campaña en la plaza de toros de Valencia y con las intervenciones de políticos al máximo nivel. Por ello, el líder del PP, Mariano Rajoy, y el del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, acudieron a Valencia con solo tres días de diferencia.

El primero en visitar en campaña la capital del Turia fue Rodríguez Zapatero, el pasado sábado, quien no hizo ninguna alusión a la trama Gürtel y centró su discurso en justificar las reformas que ha llevado a cabo el Ejecutivo central y en pedir el voto para los socialistas.

Por su parte, Rajoy, el martes, en el acto multitudinario de los 'populares' valencianos, ofreció todo su "apoyo" a Camps, al que definió como "un gran presidente" que volverá a cosechar el respaldo de los valencianos en los comicios del 22 de mayo.

EUPV, para su mitin central de campaña, también recurrió a figuras nacionales, como el coordinador general de IU, Cayo Lara, y optó por celebrarlo en el polideportivo de El Cabanyal, un barrio simbólico por la confrontación que ha suscitado entre partidarios y detractores de la propuesta del equipo de Rita Barberá de abrir la avenida Blasco Ibáñez al mar.

La coalición Compromís, por su parte, que se define como "valencianista", ha querido llevar a cabo una campaña 100 por cien valenciana, evitando contar en sus actos principales con dirigentes nacionales.

CUADRICÓPTERO

Respecto a las curiosidades de esta campaña, destaca la utilización, por primera vez en un acto del PP, de una cámara aérea llamada cuadricóptero, que se usó en el mitin en el que participó Rajoy.

Este aparato, que se maneja desde un iphone o ipad, cuenta con cuatro hélices y lleva incorporadas dos cámaras que permiten obtener imágenes tanto del público como del escenario y pudo acercarse al público para que éste pudiera verse en las pantallas gigantes instaladas de la plaza.

Por otra parte, Jorge Alarte hizo campaña durante 24 horas seguidas —desde las 14.00 horas del jueves y hasta la misma hora del viernes—, sin dormir, durante las que celebró mítines, visitó empresas y hospitales y participó en encuentros digitales, entre otras actividades.

Consulta aquí más noticias de Valencia.