Publicitan en las calles de Barcelona sexo sin condón con prostitutas

    • Varios hombres captan clientes por la calle o a la salida de los transportes públicos.
    • Casas de citas anuncian jóvenes con las que mantener relaciones sexuales sin profilácticos.
    Prostitución en Cataluña.
    Prostitución en Cataluña.
    ARCHIVO

    Sexo sin protección. Esto es el que ofrecen varias casas de citas, especialmente del Eixample barcelonés, para atraer clientes sin importarles el riesgo que suponen las enfermedades de transmisión sexual como el VIH.

    "Sin preservativo hasta el final", asegura, por teléfono la resposable de uno de los locales, situado en la calle Valencia y que capta a los clientes distribuyendo anuncios por la calle, a la salida de los transportes públicos o depositándolos en los parabrisas de los vehículos estacionados. En estas tarjetas promocionales se destaca el sexo "al natural" como reclamo. En la conversación telefónica, la responsable lo confirma, antes de destacar que tiene ocho chicas "muy guapas y muy jovencitas" que ofrecen sus servicios por 40 euros, media hora, y por 60 euros, una hora.

    "El sexo no seguro ha proliferado mucho últimamente", señala a 20 minutos el portavoz de la Asociación Nacional de Empresarios de Locales de Alterne (Anela), José Roca, que cree que "las administraciones deberían tomar partido". Además, "deberán ser las chicas quienes deciden y no los propietarios de los locales", añade Roca, que asegura que informan a las prostitutas de los clubes de alterne asociados sobre los riesgos.

    Perseguir la publicidad

    La prostitución es ilegal, pero la Ordenanza de Civismo de Barcelona castiga la distribución de publicidad sin permiso con multas que oscilan entre los 120 y los 750 euros.

    La Guardia Urbana requisa los folletines que se distribuyen sin autorización y sanciona al responsable. Además, si aparece una dirección o un teléfono puede iniciar una investigación que puede derivar en la clausura del local y sanciones administrativas si se detectan actividades irregulares. En Barcelona, hay muchas entidades que trabajan con prostitutas, como la Fundació Àmbit Prevenció o L’Associació per a la Defensa dels Drets de les Dones Genera. No sólo tratan de ayudarlas a dejar la calle y a encontrar otras salidas, sino que intentan concienciarlas sobre los riesgos de no tomar precauciones cuando mantienen relaciones.

    Por eso no es extraño ver en zonas como el Raval escenas de calle en que las prostitutas se niegan a mantener relaciones sexuales con clientes que no quieren utilizar preservativo.

    Mostrar comentarios

    Códigos Descuento