Muere un agente turco en un ataque contra el convoy del primer ministro Erdogan

  • Recep Tayyip Erdogan había participado en un acto electoral en Kastamonu.
  • Regresaba a Ankara junto a sus escoltas cuando se produjo el ataque armado.
  • Unos desconocidos detuvieron el convoy y le lanzaron una granada de mano.
  • Aún se desconoce qué grupo puede haber sido el autor del atentado.
El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan.
El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan.
REUTERS

Un agente ha muerto y otro ha resultado herido este miércoles durante un ataque armado a un convoy policial que regresaba de un mitin electoral del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, según han informado las televisiones turcas. Erdogan había participado en un acto electoral en Kastamonu (norte de Turquía) y, a su término, se desplazó en helicóptero a otra localidad del norte en su gira electoral.

Los policías y miembros del gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) que habían culminado sus labores de protección y apoyo al primer ministro en Kastamonu regresaban a Ankara por carretera cuando, hacia las 17.15 hora local (14.15 GMT) fueron detenidos por un grupo de desconocidos. Los atacantes abrieron fuego y lanzaron granadas de mano al convoy.

Tras los primeros disparos, los agentes abrieron fuego contra el grupo atacante y el intercambio de disparos "duró largo tiempo". En el tiroteo murió uno de los policías y otro resultó herido, según informó la cadena NTV. Las televisiones turcas mostraron imágenes de uno de los coches de policía totalmente calcinado.

El grupo atacante huyó a través de los bosques de la zona por lo que se ha establecido un operativo de búsqueda y captura. Aún se desconoce qué grupo puede haber sido el autor del atentado ya que el lugar de los hechos se encuentra lejos del sudeste kurdo, donde actúa principalmente el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Con todo, en la zona norte de Turquía han actuado en el pasado organizaciones armadas ultraizquierdistas que cooperan con el PKK e incluso comandos autónomos de este grupo, que es considerado terrorista por Turquía, la Unión Europea (UE) y Estados Unidos. A su llegada a Amasya, el primer ministro manifestó su "tristeza" por la muerte de uno de sus escoltas y criticó a "los terroristas" que "no entienden la democracia", mientras cientos de sus seguidores coreaban eslóganes contra el separatismo.

"Estas manos ruines, esta mentalidad oscura, aquellos que no son capaces de solucionar sus problemas en las urnas creen que conseguirán algo con estos métodos. Pero esta nación no premiará a los terroristas", afirmó Erdogan. Evitó así nombrar a ningún grupo concreto, apuntando tanto al PKK kurdo como a grupos con pretensiones golpistas. "Nadie tiene derecho a acortar la vida que nos ha dado Dios", declaró el jefe de Gobierno, un islamista moderado. El líder del AKP también manifestó que su partido no se dejará influir por este tipo de ataques y "continuará con su camino".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento