Bin Laden y Obama
Un muñeco de Bin Laden y otro de Obama en una tienda de souvenirs en Shangai. China Daily / REUTERS

La muerte de Osama bin Laden en una operación militar de EE UU en Pakistán ha supuesto para Hollywood una oportunidad para dar vida a un género de filmes patrióticos sobre el que ya especula la prensa californiana. La inesperada muerte del líder terrorista, considerado el cerebro de los atentados del 11-S, en el año en el que se cumple el décimo aniversario de aquel fatídico día, es un terreno abonado para largometrajes dispuestos a vengar en la pantalla la vida de los miles de muertos en los ataques perpetrados por Al Qaeda.

'Kill Bin Laden' no trataba específicamente sobre el jefe de Al Qaeda

Aunque aún es pronto para conocer cómo los grandes estudios tratarán este acontecimiento, proyectos que ya estaban en marcha como Kill Bin Laden de la directora Kathryn Bigelow han ganado en interés repentinamente.

Bigelow, autora de la oscarizada En tierra hostil (2009), un filme sobre un equipo de desactivadores de bombas en Iraq, tenía la intención de contar en su nueva película una misión del Ejército de EE UU para dar caza al terrorista más buscado que se saldó sin éxito. Esta historia ahora podría sufrir un nuevo giro argumental para incluir los sucesos confirmados la noche del domingo por el presidente Barack Obama en una alocución televisada en directo a todo el país.

La página web Deadline Hollywood apuntó que Kill Bin Laden no trataba específicamente sobre el jefe de Al Qaeda, pero poco ha trascendido sobre el guión y el reparto que aún estaba pendiente de cerrarse y para el que sonaban nombres como Joel Edgerton (Star Wars Episodio II: El ataque de los clones, 2002). Kill Bin Laden tiene entre sus apoyos financieros a Megan Ellison, hija del consejero delegado de Oracle, Larry Ellison.

Otros proyectos cinematográficos

En 2006, Paramount se hizo con los derechos para adaptar al cine la novela Jawbreaker, en la que se contaba una operación de fuerzas especiales para capturar a Bin Laden en las montañas afganas en el arranque de la guerra en el país asiático. El proyecto fue finalmente descartado después de que la película World Trade Center (2006) de Oliver Stone recaudara 70 millones de dólares en EE UU, una cantidad que se quedó corta para las previsiones del estudio, según Deadline.

Desde el 11-S ha existido una evolución sobre cómo Hollywood ha tratado el terrorismo islamista

The Hollywood Reporter avanzó que durante las próximas semanas se observará "probablemente una tonelada de nuevos proyectos sobre Bin Laden, especialmente a medida que se conozcan los detalles sobre la misión estadounidense para asesinarle".

Desde los atentados de 2001 ha existido una evolución sobre cómo Hollywood ha tratado el terrorismo de origen islamista. Los estudios pasaron de la recreación del drama humano de los ataques, con la búsqueda del héroe en medio de la catástrofe (World Trade Center o United 93) a una proliferación de thrillers militares ambientados en la llamada "guerra contra el terror".

Así, se estrenaron títulos como La sombra del reino (2007) con Jamie Foxx, Red de mentiras (2008) de Ridley Scott con Leonardo DiCaprio y Russell Crowe o Traidor (2008) con Don Cheadle y Guy Pearce, entre otros, si bien ninguno se convirtió en un gran éxito de taquilla.

Hollywood podría cerrar el círculo ahora poniendo un final victorioso y patriótico a unas historias que arrancaron con el 11-S y que el propio Obama quiso zanjar ayer con un discurso propio de una película en el que proclamó que se había hecho justicia con la muerte de Bin Laden.

En vista de las celebraciones en Washington y en Nueva York tras conocerse la noticia todo hace presagiar que la taquilla respondería con los brazos abiertos a un filme que dé buena cuenta del hasta escurridizo líder de Al Qaeda.