En la madrugada de este lunes, a las 05.30 hora peninsular española (23.30 h en Washington), el presidente de EE UU, Barack Obama, ha realizado un anuncio inesperado: "Esta noche puedo anunciar a los estadounidenses que EE UU ha liderado una operación militar (...) y  ha matado a Osama bin Laden".

En una aparición televisada desde la Casa Blanca, el mandatario afirmó que, tras haber recibido informaciones de inteligencia fiables sobre el lugar donde se encontraba Bin Laden, en Pakistán, había dado la semana pasada orden de atacar.

Este lunes de madrugada (en España) "un pequeño grupo" estadounidense condujo la operación, en la que, tras un intercambio de fuego, se hizo con el cuerpo del terrorista en la localidad de Abottabad, al norte del país.

La fuerza de asalto estuvo en tierra menos de 40 minutos y la operación estuvo supervisada en tiempo real por el director de la CIA, Leon Panetta, y otros altos cargos de los servicios de Inteligencia desde una sala de conferencias en la sede de la CIA, en Langley, Virginia, según este responsable.

En la operación murieron cinco personas, incluido Bin Laden: cuatro hombres y una mujer, según fuentes de la Administración de EE UU. El diario The Washington Post indica además que durante el ataque se perdió un helicóptero de EE UU debido a un fallo mecánico. "El helicóptero fue destruido por la tripulación", aseguró un oficial estadounidense. El propio Obama aseguró que ningún militar americano ha fallecido o resultado herido.

Fuentes del Congreso informadas por la Casa Blanca y citadas por los medios estadounidenses indicaron que Bin Laden murió de un disparo en la cabeza mientras se resistía con armas a su captura.

No importa cuánto tiempo haga falta, se hará justicia

"Esta noche, EE UU ha lanzado un mensaje inequívoco: no importa cuánto tiempo haga falta, se hará justicia", ha continuado el presidente estadounidense en una breve declaración.

"Nuevamente se nos recuerda que EE UU puede hacer lo que se proponga. Esa es nuestra historia", ha añadido Obama, que sin embargo lanzó un llamamiento a la cautela, al indicar acerca de la posibilidad de que la red terrorista Al Qaeda pueda querer vengarse por la muerte de su líder.

El anuncio supone un espaldarazo definitivo para Obama, cuyo mandato pasaba actualmente por horas bajas, cercado por los republicanos del Congreso y cuando su liderazgo internacional estaba en entredicho.

Cómo se forjó la operación

Los servicios de inteligencia de EE UU llevaban meses investigando sobre la posibilidad de que Bin Laden se encontrase en Pakistán. Según han informado fuentes oficiales de la administración norteamericana a la cadena CNN, fue a comienzos de 2011 cuando la inteligencia estadounidense consideró seriamente la teoría de que se encontraba en ese país. Desde entonces, Obama mantuvo cinco reuniones (entre medidados de marzo hasta finales de abril) con miembros del Consejo de Seguridad Nacional para decidir la estrategia y perfilar un plan.

Los dos últimos encuentros tuvieron lugar el 19 y el 28 de abril (el jueves pasado). Al día siguiente, el viernes 29, el presidente Obama dio la orden para iniciar la misión, según indicaron dichas fuentes a la CNN, que culminó esta madrugada con la muerte del líder de Al Qaeda.

En alerta máxima

Obama también ha apuntado la necesidad de seguir "vigilantes": "No cabe duda de que Al Qaeda seguirá intentando atacarnos".

La Casa Blanca ha ordenado que todos los edificios e instalaciones oficiales de EE UU, tanto en su territorio como en el exterior, se pongan en estado de máxima alerta ante posibles represalias.

De hecho, casi inmediatamente, en Islamabad, el partido islamista paquistaní Yamat-e-Islami ha advertido en declaraciones que Bin Laden, "no estaba solo" y opinó que la "guerra" en la región continuará pese a su muerte.

La muerte de Bin Laden no será llorada (un seguidor de Al Qaeda) Los expertos ya señalan al egipcio Al Zawahiri, de 60 años, como posible sucesor de Bin Laden al frente de Al Qaeda.

Además, un comunicado colgado en una página web cercana a la red terrorista Al Qaeda aseguró este lunes que la yihad (guerra santa) contra los infieles continuará y que la muerte de su líder, Osama bin Laden, no será llorada.

"Decimos a (Barack) Obama que no vamos a llorar a Osama, no vamos a estar tristes por su muerte, no vamos a aceptar el luto por él, no vamos a escribir elegías y os vamos a dejar algunos días para celebrarlo y después reanudaremos la guerra islámica contra la herejía", afirma el comunicado, firmado por Husein bin Mahmud, un seguidor de Al Qaeda.

La nota ha aparecido colgada en la página web Ansar al Muyahidin, en la que suelen aparecer comunicados de Al Qaeda y grupos afines.

Celebración y felicitaciones

Centenares de personas eufóricas se  han reunido de forma espontánea o convocados a través de las redes sociales en las puertas de la Casa Blanca para celebrar con vítores y banderas la desaparición del líder terrorista más buscado de la última década.

Políticos estadounidenses como George W. Bush o Bill Clinton han felicitado al gobierno de Obama y han considerado la operación una "gran victoria" de su país. También el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha calificado el asesinato del líder de Al Qaeda como un "éxito significativo" para la seguridad de los aliados y de las naciones que se han sumado a ellos en su lucha contra el terrorismo.

Personalidades de todo el mundo se han apresurado a señalar el "gran paso contra el terrorismo" que constituye la noticia, aunque países como Nueva Zelanda o Francia han recordado que esto no es "el fin de Al Qaeda".

El Gobierno español también se ha congratulado del final de Bin Laden, "líder simbólico del terrorismo internacional", y ha adjudicado el éxito de la misión a Obama.

¿Verdad o mentira?

Entre tanto, las redes sociales y varios medios internacionales han divulgado la que se supone que es la primera imagen del líder de Al Qaeda muerto. En la fotografía, facilitada en un primer momento por una televisión pakistaní, se ve el rostro sin vida de Bin Laden, con varias heridas alrededor de los ojos. Sin embargo, según un comunicado de la Unión Europea de Radiodifusión (UER) emitido horas después, la imagen es falsa.

A pesar de no existir tampoco una confirmación oficial de la Casa Blanca sobre la autenticidad de esta imagen, la cadena CNN cita que "un alto funcionario de seguridad nacional tenía varias confirmaciones de que el cadáver era el de Bin Laden, incluidas imágenes del cuerpo y la cara". El oficial no explicó si se realizaron pruebas de ADN.

El TTP y un dirigente iraní han expresado sus dudas sobre la veracidad de la noticia A su vez, el movimiento talibán paquistaní (TTP, siglas en urdu) ha negado que Osama Bin Laden, haya fallecido, según ha informado el canal televisivo 'Geo'. TTP no ha ofrecido datos, sin embargo, para justificar su afirmación. No es el único que duda de la veracidad de la noticia: el presidente de la Comisión de Seguridad Nacional y Relaciones Exteriores del Parlamento iraní, Aledin Boroujerdi, ha desestimado su importancia y ha argumentado que en los pasados diez años Washington ha anunciado en varias ocasiones el deceso del extremista suní y después resultó no ser cierto.

¿Qué ha pasado con el cuerpo?

El lugar donde se encuentra el cadáver de Bin Laden es otro misterio: a pesar de que en un primer momento varios medios habían informado de que este se encontraba custodiado por fuerzas de seguridad de EE UU, posteriormente medios como The New York Times, ABC, NBC o CNN han informado de que el cuerpo ha sido arrojado al mar "de acuerdo con la ley y tradición islámicas".

Encontrar un país dispuesto a sepultar a Bin Laden parecía una misión demasiado complicada "Los estadounidenses tomaron el cuerpo de Bin Laden en custodia después del tiroteo, lo llevaron de vuelta a Afganistán en helicóptero y confirmaron su identidad. Un funcionario de EE UU dijo que fue enterrado en el mar a las 02.00 de la madrugada, hora de Washington DC (08.00 hora peninsular española).

Otros medios estadounidenses como el diario The New York Times también afirmaron que el cuerpo de Bin Laden había sido "enterrado en el mar", sin ofrecer más detalles. Las prácticas islámicas requieren que el cuerpo se entierre en las 24 horas posteriores a su fallecimiento y, según dijeron también fuentes oficiales al canal ABC, la decisión se tomó debido a que encontrar un país dispuesto a sepultar al terrorista más buscado del mundo parecía una misión demasiado complicada.

Diez años que cambiaron el  mundo

Con la muerte de Bin Laden, Estados Unidos ha puesto punto y final a diez largos años de busca y captura del considerado responsable de los atentados del 11 de septiembre contra las Torres Gemelas de Nueva York, en los que murieron casi 3.000 personas.

Encuesta

¿Supone la muerte de Bin Laden la victoria de la guerra contra el terrorismo de los EE UU?

No, Bin Laden estaba fuera de juego desde hace años y los terroristas seguirán atacando.
40,42 % (2550 votos)
Tiene un peso simbólico por lo que supone, pero en la práctica no creo que ocurra nada.
48,91 % (3086 votos)
Sí, Al Qaeda se queda sin dirección y es un mensaje para el resto de terroristas.
10,67 % (673 votos)