Los trabajadores de 'La voz de la calle' se encierran en la redacción para cobrar su despido

  • Piden que la empresa cumpla la liquidación que pactó con los representantes de los trabajadores y hasta que no lo consigan no abandonarán la redacción.
  • El periódico promovido por Teodulfo Lagunero tenía que haber salido a la calle el pasado 1 de abril.
Una persona utiliza su ordenador.
Una persona utiliza su ordenador.

Treinta y cinco trabajadores del periódico 'La voz de la calle', que abortó su salida por problemas económicos, permanecen encerrados en la sede del diario, en la madrileña calle de la Explanada, a la espera de que la empresa cumpla con el acuerdo al que llegó verbalmente con los representantes de los trabajadores y que incluía que estos fueran despedidos con una liquidación, más dos meses de paga a modo de indemnización.

Cuando el pasado 5 de abril la dirección de la empresa anunció que el periódico no saldría,  los trabajadores, la mayoría de ellos sin contrato, se constituyeron en Asamblea. La empresa los dio entonces de alta en la  Seguridad Social y entre la plantilla se extendió el ánimo de que las cosas comenzarían a arreglarse.

Tras negociar con la dirección, el jueves verbalmente se llegó al acuerdo de que los trabajadores serían despedidos cobrando la liquidación correspondiente, que incluiría los días trabajados, el prorrateo de las vacaciones y la paga extra, y dos meses de paga como indemnización.

Este viernes por la mañana, cuando los trabajadores se presentaron a firmar, se encontraron con que la empresa solo les pagaba dos meses de salario e "incumplía lo pactado", según denuncia un representante de la Asamblea.

Los 35 trabajadores, un grupo heterogéneo que incluye redactores, maquetadores, fotógrafos y secretarias, permanecerán encerrados indefinidamente, hasta que se cumpla el acuerdo al que se llegó. "Treinta y cinco periodistas encerrados podemos hacer mucho ruido y no abandonaremos", dice uno de los encerrados. Junto a ellos, como asesores, están algunos miembros de Comisiones Obreras. También permanece en la sede, a la espera de órdenes, el abogado de la empresa, Joaquín Fernández Mandly.

Un proyecto fallido

El periódico 'La voz de la calle', promovido por el jurista Teodulfo Lagunero y que se presentaba como "un periódico de izquierdas",  tenía prevista su salida para el pasado 1 de abril, aunque un día antes anunció que posponía su lanzamiento "por razones técnicas relacionadas con el sistema informático". Poco después se comunicó su cierre definitivo por problemas económic0s.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento