Elena Salgado
La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado. EFE

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, ha insistido en que España no corre "ningún riesgo" por el hecho de que Portugal haya solicitado ayuda financiera a la Comisión Europea.

La situación de la economía española dista de la portuguesa "Nosotros no estamos en este momento en ningún riesgo por el hecho de que Portugal solicite la ayuda financiera. Una vez que la solicita es cierto que hay garantías, y por tanto, es indudable que podrá a partir de ahora hacer frente a sus obligaciones con mayor tranquilidad", ha destacado.

En declaraciones a RNE, Salgado ha recalcado que la situación de la economía española dista de la portuguesa, al considerar que la economía nacional es "mucho más grande", "más diversificada" y "con más potencial".

Asimismo, la titular de Economía ha remarcado que España ha estado acometiendo reformas a "un ritmo mayor" que Portugal. "Desde hace un año hemos incrementado el ajuste de nuestras cuentas públicas, y sobre todo, tenemos una historia de grandes crecimientos en los momentos buenos de nuestra economía y de superávit fiscal", ha subrayado.

Descarta el contagio

No obstante, ha apuntado que el Gobierno español apoyará a sus vecinos en su petición a Bruselas y ha confiado en que el proceso se resuelva "lo antes posible" y con la "mayor satisfacción" para los intereses de los portugueses.

Nuestra economía es más diversificada, potente y mucho más competitiva En otra entrevista concedida a la Cadena Ser, la ministra ha afirmado que está "absolutamente descartado" un posible contagio a la economía española, después de que el país luso anunciara la petición de rescate.

Además, ha resaltado que los mercados distinguen "desde hace tiempo" entre los dos países. "Nuestra economía es más diversificada, potente y mucho más competitiva y estamos haciendo reformas a un ritmo mayor", ha insistido.

Almunia también es optimista

El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, confió asimismo en que Portugal sea el último país de la Unión Europea (UE) que en que tenga que ser rescatado por su situación financiera y afirmó que España no está riesgo, a pesar de que sus empresas y bancos "no son inmunes" a la crisis portuguesa.

Almunia hizo hincapié en que España "no tiene problemas de financiación" y que su situación es "completamente distinta" a la de Portugal, Grecia e Irlanda, los otros dos países cuyas economías han tenido que ser rescatadas. Aunque reconoció que hay una "estrechísima" relación entre España y Portugal en cuanto a inversiones y exportaciones, el comisario de Competencia aseguró que la economía española es "seria" y no está en peligro.

La CE rechaza especulaciones sobre España

Por su parte, la Comisión Europea rechazó que se pueda especular con la economía española después del anuncio de Portugal, ya que considera que España "ha cumplido sus compromisos". "España debe ser juzgada por sus méritos", afirmó en una rueda de prensa el portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios en la CE, Amadeu Altafaj, quien añadió que "no hacemos analogías" entre España y Portugal. "No especulemos con ese escenario", insistió.

Altafaj aseguró que España está en camino de cumplir sus objetivos sobre reducción del déficit público para 2010 y 2011, y destacó también las "importantes" reformas aprobadas últimamente por el Gobierno de Madrid, como la reforma del mercado de trabajo.