La rebelión de las máquinas es un concepto muy utilizado en series, películas y videojuegos, una utopía en la que los robots se vuelven contra sus creadores y que suele gustar mucho a los espectadores.

Quizá por eso este fin de semana se ha viralizado un vídeo que vaticinaba el comienzo de esta guerra contra los robots. En este, varios hombres golpean, empujan y disparan a un robot mensajero mientras trabaja.

De repente, uno de los humanos pega a la máquina con un palo de hockey, pero esta se rebela y le quita el arma con un aparente gesto de enfado.

Las redes, que en su mayoría se han tomado esto como un experimento con un robot, han mostrado gran empatía por la máquina al ver el bullying al que lo estaban sometiendo, y algunos lo comparan con la serie Westworld.

"Cuando asuman el control, este vídeo será la única prueba que necesitarán para exterminarnos", comentó un tuitero en respuesta al vídeo.

"¿Este es el entrenamiento para ser jefe en los almacenes de Amazon?", bromeó otro usuario.

La verdad sobre el vídeo

Lo cierto es que el vídeo que se ha vuelto viral no está completo y continúa con la rebelión definitiva del robot, que empieza a pegar patadas e incluso a apuntar con una pistola.

Sin embargo, al final se descubre que en realidad era un hombre vestido de croma verde el que, mediante captura de movimientos, interpretaba a este robot.

El vídeo forma parte de un proyecto de Corridor Digital, una compañía de efectos visuales, y parodia los robots de la empresa Boston Dynamics que realiza este tipo de experimentos donde golpean máquinas para probar su estabilidad.

Corridor Digital explica en otro de sus canales cómo utilizaron el CGI (imágenes generadas por ordenador) para crear a este robot ficticio llamado "Bosstown Dynamics", en referencia a la empresa que imitan.