Acabamos de inaugurar un nuevo año. La visibilidad homosexual debería dejar de ser un tabú o una noticia. Pero a pesar de los nuevos tiempos muchos siguen anclados en un pensamiento que considera que la homosexualidad sigue siendo un problema o una enfermedad para la sociedad.

También encontramos a quienes luchan por los derechos del colectivo LGTB. Personas implicadas en normalizar la situación de aquellos que se encuentran en silencio por culpa del miedo al 'qué dirán'. Por último, hay quienes, sin preguntar, afirman, hablan y deciden por aquellos que aún no se han atrevido a dar el paso de decir 'soy gay, lesbiana, bisexual o transexual'.

Esto último recibe el nombre de 'Outing' y consiste en la acción de sacar a una persona del armario sin el consentimiento previo de esta y sin tener en cuenta las condiciones sociales de su entorno o cómo va a afectar la 'nueva realidad' a su vida.

Homosexualidad desmentida

Guardiola, Cristiano Ronaldo, Ricky Martin, Elena Anaya. Todos ellos han sido víctimas en algún momento de 'Outing' sin importar su condición sexual real. Muchas personas han utilizado la homosexualidad como insulto o les han impuesto una condición que no les correspondía, ya sea para hacer daño, desprestigiar y llenar páginas de revistas.

Algunos lo han desmentido. Otros han preferido pasar del tema. Hay quienes se han visto forzados a reconocer su homosexualidad sin que fuera su momento. Ambas situaciones perjudican a la persona. La primera la decide uno mismo, mientras que la segunda la decide el resto sin pensar en las consecuencias o el perjuicio.

Hacer examen de conciencia es positivo y proponerse objetivos para el nuevo año también. Aceptar, normalizar y respetar deben ser las tres consignas para que 2015 sea un año donde los derechos sean respetados por el resto de la sociedad.