Un ternero que nació el pasado jueves con una malformación craneal se ha hecho viral en las redes sociales tras despertar el asombro de los usuarios por su increíble parecido con el rostro humano.

Las imágenes del pequeño animal, que falleció a las pocas horas, fueron compartidas en las redes sociales por los propios responsables de la reserva donde nació, un campo de la ciudad de Villa Ana, Santa Fe (Argentina).

"La mutación de algunos genes produce una malformación a la que le encontramos un parecido con otra cosa", asegura Nicolás Magnago, que trabaja en un laboratorio de análisis genéticos, en declaraciones a ReconquistaHoy.

Es lo que habría podido suceder con este animal en cuestión. "Una mutación genética, es decir, un cambio en la secuencia de un nucleótido o en la organización del ADN de un ser vivo, produce una variación en las características de este y que no necesariamente se transmite a la descendencia", asegura el experto, quien descarta que la mutación pueda haber sido el resultado de un caso de zoofilia: "Es imposible que ese tipo de relaciones engendre vida entre un humano y un animal".

La rareza del caso generó que numerosos vecinos de la zona, que cuenta con unos 5.000, se acercaran al paraje para sacarle su propia foto al animal con este rostro tan atípico.

No es la primera vez que algo así ocurre. Hace dos años también nació un ternero con gran parecido al de la cara humana.