Gato, mascota
Un gato mira atentamente hacia arriba. EUROPA PRESS

Una mujer de la provincia de Jiangsu, al este de China, ha sido acusada de "maltrato animal" por realizarle a su gato una operación de cirugía plástica en su cara.

La mujer, de la que no ha trascendido la identidad, se gastó algo más de 1.200 euros en una cirugía para su mascota después de afirmar que no le gustaba la forma de sus ojos, ya que pensaba que eran "feos".

Según varios medios británicos, la mujer llevó al gato al veterinario para someterle a una operación de doble párpado, o blefaroplastia asiática, donde se añade un pliegue a los párpados del animal.

Para realizar la operación, los veterinarios hicieron un corte en cada uno de los párpados del gato con un bisturí, afirmó un informe de la Televisión Jiangsu.

Existe la creencia en China de que tener párpados dobles hace que los ojos parezcan más grandes y más atractivos.

Las imágenes, emitidas por Jiangsu Television muestran el área alrededor de los ojos del felino, enrojecidos e hinchados.

Las fuertes críticas a la mujer no han tardado en llegar, incluso por parte de los profesionales. Un veterinario ha denominado las cirugías de doble párpado en mascotas como un "procedimiento frívolo". "Nunca debemos poner a los gatos y los perros bajo un bisturí a menos que estén enfermos o lo necesiten por motivos de salud", dijo la doctora a este canal de televisión.