PREGUNTA. Mi novia, con la que llevaba tres años, me ha dejado por una chica. ¿Es que es lesbiana y me ha estado mintiendo todo este tiempo? ¿Quizás no he estado a la altura de las circunstancias?

Tu novia no tiene por qué haber estado mintiéndote todo este tiempo y puede que lo que realmente le ha pasado es que se le haya acabado el amor contigo. Seguramente ella sea bisexual y podría haberte dejado tanto por una mujer como por un hombre.

El hecho de que haya roto la relación contigo por una mujer no debe crearte inseguridades. Eso sí, solo tú sabes si has estado o no a la altura de las circunstancias. Al final, cada uno se enamora de la persona dejando al lado la orientación sexual; otros, sin embargo, viven sin 'salir del armario' por miedo a los prejuicios forjados por la sociedad.

PREGUNTA. Tengo un lunar en el glande. ¿Me puede perjudicar a la hora de mantener relaciones sexuales?

Una cosa es tener un lunar de nacimiento, como lo puedes tener en una oreja, y otra diferente es que aparezca con el paso del tiempo. Lo primero que debes hacer es acudir al dermatólogo, pues podría ser melanosis. Es algo benigno y no se contagia, por lo que puedes tener relaciones sexuales (siempre con preservativo, claro). De todas formas, acude al médico cuando antes para descartar un mal mayor.

PREGUNTA. A mi chica no le gustan los besos y a mí me ponen muy caliente. ¿Qué puedo hacer para que cambie de opinión?

Cuando comienzas una relación con una persona debes conocer sus pros y sus contras. A ella no le gustan los besos y no se puede obligar a nadie a realizar algo que no quiere, pero sí se le puede enseñar a coger el gustillo al morreo. Una de las cosas que de adolescentes hacemos antes de enrollarnos por primera vez con alguien es probar con un chupa chups o incluso con el propio brazo. ¡Empezad por ahí! Puede que tu chica haya sufrido algún trauma con los besos. Hablar es una gran terapia para superar este tipo de problemas.