La CCTV ha captado el momento en el que un ciudadano londinense paseaba por delante del Stokey Vintage Café en Stoke Nweington cuando los fuertes vientos que azotaban la capital tiraron abajo parte de un edificio.

Por apenas unos centímetros de diferencia el hombre salvó su vida quedando los escombros sobre la acera tras su paso. Una inmensa nube de humo cubrió la escena por unos momentos, en los que el tráfico se detuvo ante lo ocurrido.

El Cuerpo de Bomberos de Londres acudió a la calle y confirmó que nadie resultó herido, aunque tardaron casi dos horas en retirar los escombros y limpiar la zona, tal y como ha informado The Sun.

Tras este suceso, el edificio parcialmente derrumbado ha sido considerado inseguro y se ha clausurado.

El derrumbe se produjo como consecuencia de los fuertes vendavales de viento de 65 kilómetros por hora que azotaron Gran Bretaña. La tormenta Gareth va a causar estragos en todo el país.