Anillo de boda en un pez
Encuentran un anillo de boda enganchado a la cola de un pez. JIM NELLIGAN

Jim Nelligan, uno de los competidores de un torneo de pesca celebrado el pasado viernes en el lago Michigan (Chicago, Estados Unidos), encontró un misterioso anillo unido a la cola de una de sus capturas.

La sortija perteneció al capitán Jason Rose, que le contó al Chicago Sun Times que estuvo casado durante diez años pero que hace cuatro se había divorciado, así que decidió deshacerse del símbolo de su amor de una forma muy poética. "Soy pescador. Ella siempre estuvo en mi contra cuando perseguía mis sueños y odiaba lo mucho que pescaba", contó.

Rose ató el anillo de plata, que tiene un pequeño diamante y la inscripción "SDH Steel", a la cola de un pez y lo lanzó al otro lado del lago el pasado 4 de mayo.

"Han pasado cuatro años desde nuestro divorcio. Sentí que tenía que deshacerme de ese anillo, pero no quería simplemente tirarlo al fondo, empeñarlo o algo así. Así que lo lancé de la mejor manera que sé. Estoy convencido de que está maldito. Mi vida ha sido genial desde que lo tiré", expresó el capitán.

Sin embargo, el pez volvió a aparecer siete semanas después, cuando el barco "Gre Lion II" de Jim Nelligan lo pescó durante el torneo de pesca, así que ahora la mala suerte que Rose asegura que trae el anillo consigo, la tiene el capitán Rose.

"Ese anillo está maldito. Desde que lo encontré, he tenido problemas con los controles del motor, el interruptor para levantar el piso del timón, con la manguera de mi muelle...", comentó Nelligan, propietario de la embarcación. "Creo que se lo devolveremos por correo a su dueño, sin dirección de retorno", bromeó.

El pez con el anillo en la cola