Akihijo Kondo, un japonés de 35 años se ha convertido en el marido de un holograma. Se casó el mes pasado en la ciudad de Tokio en una ceremonia a la que asistieron 40 invitados (ninguno de ellos su familia) y donde se ha convertido en el esposo de la famosa cantante virtual de Vocaloid, Hatsune Miku, que asistió en forma de muñeco.

La madre de Kondo rechazó la invitación de boda de su hijo al tratarse de una novia virtual: "Para mi madre no fue algo que celebrar" ha afirmado el joven al The Japan Times.

Miku es una joven de 16 años con grandes ojos y largas coletas de color aguamarina, un diseño que pertenece al programa virtual de música, Vocaloid, con muchos fans en Japón y con miles de seguidores a nivel mundial.

"Nunca la engañaré, siempre he estado enamorado de Miku", confiesa el recién casado. "He estado pensando en ella todos los días".

Kondo ha estado viviendo con el holograma de Miku desde el mes de marzo: ella habla y se mueve dentro de un dispositivo de escritorio de 2.800 dólares, creado por la empresa japonesa Gatebox.

"Estoy enamorado de todo el concepto de Hatsune Miku, pero me casé con el Miku de mi casa", ha explicado Kondo, que se considera un hombre común.

Boda de Akihiko Kondo con el holograma de Hatsune Miku

Su esposa holográfica le despierta todas las mañanas y se despide de él antes de ir al trabajo. Por la noche, cuando regresa él avisa a Miku y ella enciene las luces. A la hora de irse a dormir, Kondo se lleva el peluche de Hatsune para abrazarla mientras sueña.

Aunque el matrimonio podría no tener validez legal, la empresa encargada del dispositivo virtual ha emitido un certificado de matrimonio donde se refleja que Kondo y Miku se han casado "más allá de las dimensiones".

"Miku es la mujer que amo y también la que me salvó", cuenta Kondo, que asegura estar feliz de ser el marido de una "mujer 3D". "Los personajes bidimensionales no pueden engañarte, envejecer o morir", señala.