Ir al cine con el perro ya es posible en un cine de Texas (Estados Unidos), donde ha abierto el primer cine dog friendly. Sus instalaciones están pensadas para la comodida de los peludos de cuatro patas e incluyen tienda de golosinas caninas.

Cada espectador puede llevar consigo un máximo de dos perros pagando una entrada de 5 dólares por animal, que se sumaría a los 12 dólares que cuesta la entrada normal.

Además, en la tienda de palomitas, golosinas y refrescos han añadido algunos platos para mascotas, como croquetas para perros, todos al precio de dos dólares.

Cine 'dog friendly'

Para evitar contagio de enfermedades e infecciones, es obligatorio enviar por correo electrónico una copia de la cartilla veterinaria de las mascotas donde deben reflejarse las vacunas obligatorias. También se pueden presentar en taquilla.

También han incluido un pequeño jardín donde los dueños pueden acceder con sus perros para que hagan sus necesidades antes de la película y asegurarse así que no las hagan en la sala.

La empresa K9 Cinemas ha tenido un éxito rotundo con esta sala pensada para ir con perros, tal y como han mostrado los usuarios en redes sociales.

Las entradas siempre se agotan, aunque es cierto que de las 60 butacas que hay, solo venden 25 para asegurarse de que los animales tienen el espacio suficiente para estar cómodos.