Una novia sustituye sus votos de boda por unos mensajes que demostraban la infidelidad de su pareja

Una novia sustituye sus votos de boda por unos mensajes que demostraban la infidelidad de su pareja
Una novia sustituye sus votos de boda por unos mensajes que demostraban la infidelidad de su pareja
Una novia sustituye sus votos de boda por unos mensajes que demostraban la infidelidad de su pareja
Una novia sustituye sus votos de boda por unos mensajes que demostraban la infidelidad de su pareja

Una novia, en una escena que bien podría catalogarse como telenovelesca, descubre, la noche antes de su boda, que el amor de su vida le ha sido infiel, tras recibir unos mensajes anónimos en su teléfono. 

Sin embargo, lejos de hundirse ante este devastador revés de la vida, Casey, la mujer víctima de este engaño, decide acudir al enlace para leer, en mitad de sus votos matrimoniales, los mensajes de texto que probarían la traición de su pareja, Alex.

La novia quiso disfrutar de sus últimas horas de soltería acompañada de sus mejores amigas en una habitación de hotel. Entonces se percató de que su móvil comenzó a vibrar repetidas veces. 

Al encender la pantalla, Casey descubrió que se trataba de varias capturas de pantalla de un número de teléfono desconocido. Adjunto a estas imágenes, encontró un misterioso mensaje: "No me casaría con él. ¿Lo harás tú?".

En las conversaciones que mostraban las capturas, la novia averiguó que, de ser verdad, implicaría que Alex llevaba varios meses engañándole con alguien y que, a escasos días de su boda, todavía mantenían el contacto. "Mi cerebro simplemente no podía entender lo que estaba pasando. No había duda de la legitimidad de estos mensajes. Simplemente lo supe. De repente, los pequeños momentos se sumaron y me di cuenta de que era una tonta", contó Casey, según ha recogido el medio digital Tyla.

"Te extraño mucho, no puedo dejar de pensar en ti, nunca antes había tenido este tipo de conexión", decía uno de los mensajes que mandó el futuro novio. Ante estos dolorosos mensajes, Casey no pudo evitar derrumbarse. "¿Cómo podría cancelar la boda cuando todos ya habían viajado para estar allí y todo estaba pagado? ¿Cómo pudo hacerme esto?», se preguntaba, desolada, la protagonista.

De pronto, desoyendo los consejos de sus amigas, que le recomendaban cancelar la boda de inmediato, la novia decidió tomar cartas en el asunto para afrontar el que debía ser el mejor día de su vida. "No dormí ni un momento y cuando finalmente amaneció desperté a las chicas y les conté mi decisión: iba a seguir adelante con la boda como se esperaba, y lo expondría frente a nuestros amigos y familiares", dijo. 

Caminando hacia el altar, su vestido de boda empezaba a sentirse como un "disfraz". "Cuando vio mi rostro, supo que no era una mujer eufórica en su gran día, pero no tenía idea de lo que se avecinaba", comentó.

Así pues, cuando llegó al frente de la sala, respiró hondo y soltó "Hoy no habrá boda", dejando a los invitados atónitos. "Parece que Alex no es quien yo pensaba que era", reveló Casey. En ese momento, el novio trató de agarrarla del brazo para pararle los pies, sin embargo, no pudo evitar que Casey cogiera su teléfono y leyese los mensajes que le mandaba a otra mujer. 

"Dejé que mis ojos llorosos se alzaran y se encontraran con los suyos, y él no tenía nada que decir. Salió de la iglesia con su padrino siguiéndolo. Su familia miraba, horrorizada". Tras esta dramática escena, Casey se dirigió directamente a los invitados: "No habrá una recepción de bodas hoy, sino una celebración de la honestidad, encontrar el amor verdadero y seguir tu corazón incluso cuando duele", anunció la exnovia de Alex, quien, rápidamente, recibió los aplausos y el cariño de los invitados.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento