El monstruo oculto en 'El jardín de las delicias', de El Bosco, que ha encontrado un tuitero gracias a su hijo

Cuento sobre 'El jardín de las delicias', de El Bosco.
Cuento sobre 'El jardín de las delicias', de El Bosco.
Ediciones Ekare
Cuento sobre 'El jardín de las delicias', de El Bosco.

Las centenarias obras de arte de los artistas más importantes de la historia han acaparado las miradas de gran parte de la sociedad, pero sobre todo de los más curiosos. Muchos se han pasado horas y horas delante de ellas observando el más mínimo detalle, pero en algunas es posible que pueda escaparse algo. Y podría ser el caso de El jardín de las delicias, de El Bosco.

El arquitecto Miquel Del Pozo, asiduo a comentar sobre arte en Twitter, ha sorprendido a sus seguidores con un hilo en el que explica cómo junto a su pequeño hijo ha observado que hay un monstruo oculto en la obra del pintor de Países Bajos.

"Estaba preparando una conferencia sobre El Bosco cuando entró mi hijo en el estudio y... no os podéis creer lo que pasó", comienza diciendo el arquitecto, antes de lanzar la gran pregunta: "¿Hay un monstruo oculto en el Jardín de las delicias del Museo del Prado?".

A partir de ahí, Del Pozo, con gran disposición, desarrolla detalladamente qué es lo que le ha llevado a pensar con convicción que efectivamente ha encontrado un monstruo en esa obra. 

Gran importancia tiene en esta historia otra obra, pero esta vez se trata de un libro: "En casa hace tiempo que tenemos el libro infantil El Bosco de Thé Tjong-Khing (Ediciones Ekare) en el que un niño tropieza con su perro y cae 'dentro' del estanque del Jardín donde vive una serie de aventuras con personajes fantásticos inspirados en las pinturas".

Eso hizo que al observar la obra junto a su hijo, el pequeño le hiciese una pregunta inesperada, pero que le hizo ver algo de lo que nunca se había percatado. "Cuando mi hijo me preguntó por 'el malo' del cuadro, le contesté que no había malo en la pintura, que era una invención del autor del cuento. Y justo al decirlo… ¡lo vi! Vi al malo (que no había visto nunca antes) y también al #bueno luchando contra él", asegura Miquel.

Gracias a ello, ahora afirma que "en la profundidad del estanque se ve perfectamente un monstruo marino con las fauces dentadas abiertas luchando contra un soldado con casco, que lleva un puñal en una mano y un escudo en la otra". 

Este descubrimiento supuso una gran emoción para él, que decidió acercarse al Museo del Prado para observarlo más detenidamente. Y efectivamente pudo comprobar que "se ven a simple vista, no están ocultos, están ahí, delante de nuestros ojos. Pintados para que los veamos".

Además, ha podido relacionarlo con otras obras, como es la del Tríptico de San Antonio, también de El Bosco. Del Pozo cree que "la imagen exacta de un soldado armado (con espada en una mano y un escudo en la otra) luchando con un monstruo marino tiene su equivalente iconográfico" en esa obra.

Sirviéndole de apoyo este ilusionante descubrimiento para él, el arquitecto ha conseguido hacer llegar a más de 5.600 usuarios de Twitter esta y muchas más curiosidades de El jardín de las delicias contadas durante su hilo.

Redactor deportes '20minutos'

Graduada en Periodismo y máster en Periodismo Multimedia Profesional por la Universidad Complutense de Madrid, pertenezco a la sección de Deportes de 20minutos tras pasar por Cultura. Apasionada del deporte en general y del fútbol en particular. Con muchas ganas de seguir aprendiendo y mejorando.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento