La historia detrás del baile de 'Despechá' de TikTok: ni un euro para su creador, el ucraniano Aleksander Chentsov

Famosos bailando 'Despechá' en TikTok.
Famosos bailando 'Despechá' en TikTok.
TIKTOK

Desde que salió a la luz, Despechá, la canción de Rosalía, no se entiende sin su baile. La coreografía, que fue creada por Aleksander Chentsov, ha dado la vuelta al mundo gracias a los innumerables rostros conocidos que la han representado, entre otras plataformas, a través de TikTok.

Su creador, un ucraniano de 41 años y residente en Huelva, la ideó en tan solo 15 minutos para bailarla con su hija Arina, de 12 años. Sin embargo, al publicarlo en TikTok, ese baile fue creciendo hasta que la propia Rosalía imitó sus pasos. Primero lo hizo en un coche y, más tarde, en un escenario. También lo reprodujo con una amiga junto al mar, en un clip que lleva más de 95 millones de reproducciones.

En la propia cuenta de los creados, el vídeo de Despechá acumula 3,3 millones de visitas y entre ellas estuvieron algún día Lola Lolita, Sofía Surfers o Riverss, algunas de las tiktokers más conocidas del país. Más tarde, ellas se unieron a este pequeño reto, como también hicieron Edurne, Chanel o los jugadores del Betis.

A pesar de esa gran visibilidad que han recibido Alex y Arina, no han obtenido apenas beneficio económico por la tan conocida coreografía, tal y como han reconocido para El periódico de España.

"No pagan mucho", ha asegurado el padre, que cree que por cada millón de reproducciones se ingresa "entre 10 y 30 euros". Esto mismo lo sostienen Stiver y Darling, de la cuenta @stiver06, que afirman que "Hay meses en los que aparecen en tu cuenta 20 euros; otro mes, 10 euros, o incluso puede haber algún mes en el que te encuentres con 100".

Los creadores de la coreografía confiesan que soñaban "con participar en la grabación del videoclip de Despechá en Mallorca", incluso si ellos mismos tenían que pagárselo.

Al contrario de lo que sucede con los derechos de una canción, que "siempre los tiene el autor", aquellos que crean las coreografías apenas reciben beneficios económicos si no les etiquetan en los créditos, algo que no suele suceder.

Tienen la posibilidad de reclamar sus derechos como creadores. Sin embargo, Chentsov cree que "nadie quiere perder tiempo y dinero en denunciar a alguien que está reproduciendo el baile que has creado en TikTok. Si un artista cogiese esos movimientos de la app para sus videoclips, cuando paga a coreógrafos y bailarines, sí que tendría sentido".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento