El hilo viral que narra el curioso efecto mariposa que consiguió que hoy en día tengamos la vacuna de Pfizer

Ugur Sahin, CEO de la empresa alemana BioNTech.
Ugur Sahin, CEO de la empresa alemana BioNTech.
EFE / BIONTECH

España ya ha superado el 75% de población vacunada, lo cual es todo un éxito de la lucha contra la Covid. Y esto no sería posible sin todas esas empresas y farmacéuticas que han creado vacunas como Pfizer, Moderna, Janssen, Oxford o AstraZeneca.

Es evidente que hay muchas personas responsables de todo este logro, como los sanitarios o todos los servicios de emergencia que han luchado en primera línea en esta pandemia. Sin embargo, este miércoles, el profesor y guionista Jorge Corrales ha destacado la historia de un curioso y lejano hombre que, gracias a su ausencia de prejuicios, fue en parte responsable de que hoy en día tuviéramos la vacuna de Pfizer.

Este joven de Leganés (Madrid) que vive en Berlín ha hablado de un hombre al que llama Joachim Michelberger, aunque luego confiesa que su nombre real se desconoce. "La gente buena no suele pasar a la historia", comienza diciendo. "Joachim ha cambiado mi vida, la tuya y la de millones de personas. Y, sin embargo, no lo conoces".

Este contable alemán "era un tipo normal", un "buen tipo". Le encantaba jugar con su hijo y, cuando este creció, también jugaba con sus amigos en el parque. Y así conoció a un niño turco que acababa de llegar con su familia. "Estamos hablando de los años 80 en el oeste de Alemania y, aunque era normal la emigración, todavía había una barrera que separaba a las dos sociedades", apunta.

"Joachim conoció a los padres del vecino, inmigrantes turcos que habían venido a trabajar en la fábrica de Ford" con "esperanzas de darle a su hijo una vida mejor". Entonces, descubrió que al pequeño le apasionaba la ciencia y que quería ser médico de mayor. 

Pero, entonces, llegó el momento, sobre los 11 años de los niños, en los que los padres, en conversaciones con los profesores, decidían si sus hijos irían a la universidad.

El hijo de Joachim fue elegido para ir a la universidad, pero su amigo turco no porque "los profesores le habían recomendado que" no fuera. "Las razones nadie las decía, pero estaban claras. Nunca había entrado ningún niño de padres turcos en aquel Gymnasium", explica.

Sin embargo, este hombre se acercó al colegio tras enterarse de la noticia y habló con los profesores para convencerles de que su vecino era "listo, bueno y no podían quitarle esa oportunidad" solo por su origen.

"Ese pequeño gesto cambió no solo la vida de aquel niño, sino la tuya y la mía", tuitea Jorge Corrales. "Las consecuencias de aquello crearon un increíble efecto mariposa que llega hasta hoy".

Y es que, tal y como reveló, la historia de este niño turco es la historia de Uğur Şahin, quien fundó, junto a su mujer Özlem Türeci, BioNTech, empresa de biotecnología que ha desarrollado diferentes tratamientos contra el cáncer y vacunas, entre ellas la de Pfizer.

"Uğur Şahin jamás hubiera ido a la universidad si no fuera por ese vecino que se empeñó en que ese chico merecía una oportunidad", destaca el tuitero como un intento de poner en valor "la bondad humana, el saber ver más allá de nosotros mismos y pensar en los demás".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento