Una poetisa critica los métodos de una profesora: "Ha animado a que me hablen por Instagram para ponerles más nota"

Imagen de archivo de una clase de instituto con alumnos.
Imagen de archivo de una clase de instituto con alumnos.
EUROPA PRESS / JCCM

Con la llegada de las redes sociales, la forma de enseñar y aprender ha cambiado por completo. Pero en ocasiones, hacer un buen uso de estas herramientas es todo un reto y una mala decisión en terreno educativo puede tener consecuencias inesperadas.

Algo así le ha pasado a la escritora Luna Miguel, quien este martes destacó en su Twitter que le habían llegado varios mensajes a Instagram "muy amables y muy entusiastas" de "estudiantes de instituto" que leyeron sus poemas.

"Por lo visto, su profesora les ha animado a escribirme porque, si hablo con ellos, les pondrá más nota", aseguró la poetisa. "Me parece un gesto hermoso que se muestren otras cosas en clase, cosas diferentes al temario [...] pero no sé si invitar al alumnado a contactar con una escritora o escritor a cambio de más nota es verdaderamente productivo".

La escritora destacó que a veces le llegan a la carpeta de no deseados o no los llega a leer, por lo que, por mucho que le gusten esos mensajes, le parece "tremendo" lo que pide esa profesora y otros docentes similares: "No es la primera vez que me pasa".

Luna Miguel explicó después que, hace dos años, un profesor de secundaria pidió a sus más de 30 estudiantes de 4º de la ESO que le enviaran mensajes para entrevistarla y, como no lo hizo, la insultó y luego en sus redes sociales "alardeaba de haberla 'desenmascarado'".

"Peticiones como esta, sin haber pedido mi consentimiento como autora, pidiéndome que trabaje gratis y haciéndome responsable, de la noche a la mañana, de la nota de unos alumnos, me parece irresponsable", añadió. "Por favor, respeta mi intimidad".

Poco después, la poetisa compartió el mensaje de la que parecía ser la profesora de estos últimos estudiantes, quien le pidió perdón por si le había molestado, aunque su texto parecía estar lleno de ironía. "Les he sugerido en plan irónico que si conseguían tu respuesta tendrían un plus", explicó la docente.

"No pretendía que dependiese de ti algo tan importante como la nota de un alumno de Bachillerato. Gracias de todas formas por tu NO acercamiento a los lectores", concluyó con sarcasmo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento