La inusual e histórica imagen de una ballena nadando hacia el interior de Canadá a través del río San Lorenzo

Una ballena jorobada en el río San Lorenzo de Montreal, Canadá.
Una ballena jorobada en el río San Lorenzo de Montreal, Canadá.
MARTINANDRE4 / TWITTER

Los ciudadanos de Montreal, Canadá, se han visto sorprendidos este fin de semana por una ballena jorobada nadando en el río San Lorenzo, un hecho histórico e inusual.

Se cree que este gran mamífero provenía de Tadoussac, un pueblo costero en la provincia de Quebec donde confluyen los ríos Saguenay y San Lorenzo, por lo que está acostumbrado a nadar en agua salada. Sin embargo, lo extraño es que se adentrara en el interior a principios de semana, cuando fue visto nadando bajo el puente de Quebec.

Siguió río arriba hasta que, este fin de semana, la ballena llegó al puente Jacques-Cartier, en Montreal. "Es la primera vez que vemos una ballena jorobada más allá de Quebec", aseguró a CBC Robert Michaud, coordinador de la Red de Emergencias de Mamíferos Marinos de Quebec.

Según el experto, el motivo por el que realizó ese viaje podría ser porque estaba confusa o hambrienta. "Los humanos, la ballenas y los mamíferos terrestres a veces somos vagabundos y vamos a lugares inusuales. Estos viajes suelen ser un error, pero lo que es seguro es que ese animal no pertenece a ese hábitat", apuntó.

Michaud añadió que, aunque la ballena jorobada puede vivir en agua dulce, la comida y el agua de los alrededores de la ciudad no serán tan saludables para ella, y el "tráfico marino" que hay en el río podría causarle estrés o dañarla.

Marie-Eve Muller, también experta de la Red de Emergencias de Mamíferos Marinos, explicó a Montreal Gazette que es posible que este gran animal haya finalizado su viaje en Montreal, pues "la corriente es bastante fuerte y le cuesta mucho luchar contra ella".

"Está nadando libremente, así que eso es bueno porque quiere decir que puede moverse como quiera. Pero es difícil saber si llegará al final y dará la vuelta para, con suerte, volver con sus amigas ballenas jorobadas en Tadoussac", declaró.

Los trabajadores de la Red de Emergencias de Mamíferos Marinos no le quitan ojo y la llevan siguiendo durante toda la semana, esperando que termine regresando a su hábitat.

Quienes tampoco le quitan ojo son los ciudadanos que se la encuentran en el río, pues se quedan sorprendidos con ella. Aun así, las autoridades están controlando que nadie se acerque con embarcaciones, pues podría ser peligroso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento