Te veo, no te veo

El escondite es uno de los juegos más divertidos para hacer en casa estos días.
A los más pequeños les encanta jugar al escondite.
A los más pequeños les encanta jugar al escondite.
Cristina Guallar

¿Hay algo más divertido para tus hijos que esconderse debajo de la cama mientras desde la cocina les llamas para que pongan la mesa? No, ¿verdad? El tradicional juego del escondite es un pasatiempo de lo más completo para hacer en casa, porque sirve para muchas cosas, entre otras, hacer ejercicio físico y pensar, porque esconderse bien tiene truco.

Lo mas importante a la hora de hacerlo es que tienes que ponerte en la piel de quien te va a intentar encontrar, porque esa es la mejor manera de que tarden más en encontrarte. ¿Por qué no intercambiáis hoy los papeles y sois los padres quienes os escondéis?

Los más mayores seguro que pensarían en primer lugar en meterse debajo de la cama, porque es un lugar amplio y espacio. ¿Cierto? Pues para evitar que os encuentren a la primera vamos a daros cinco pistas clave para que sepáis los trucos que utilizan los pequeños cuando son ellos los que se esconden. De esta manera, seguro que lo tienen un poco más difícil.

    ¡Suerte y buen escondite!

    Un truco para jugar al escondite...

    Si no quieres que el que la paga os pille, podéis comunicaos mediante walkie talkie e informaros sobre vuestra situación y la del que os va a pillar. Estos de Moglor tienen largo alcance sin interferencias. Además, son muy sencillos de usar, para que lo puedan emplear a cualquier edad. 

    Para estar comunicados con tus compañeros.
    Para estar comunicados con tus compañeros.
    Amazon
    Mostrar comentarios

    Códigos Descuento