Así es el Testicuzzi, el jacuzzi para los testículos

El Testicuzzi, en su modelo blanco y de oro de 14 quilates.
El Testicuzzi, en su modelo en blanco y en oro de 14 quilates.
TESTICUZZI
El Testicuzzi, en su modelo en blanco y en oro de 14 quilates.
TESTICUZZI

Ya está aquí el nuevo invento para las partes íntimas de los hombres. No, no es el succionador de clítoris masculino, sino el Testicuzzi. El nombre no deja ninguna duda, es un jacuzzi para los testículos. Pero no se trata de un juguete erótico, sino más bien una herramienta para la higiene y para calmar el estrés.

Es similar a un bidé, pero es más pequeño y tiene más funciones. Su forma y tamaño está pensado para que quepan solo los testículos del hombre, mientras que el cojín que hay delante sirve de apoyo para el pene

Esta mini bañera ha de llenarse con agua caliente y tiene unos agujeros por los que sale aire a presión, consiguiendo el efecto de un jacuzzi. El Testicuzzi funciona a pilas y existen tres modelos: blanco, negro, ambos a 39,95 dólares (unos 36 euros), y dorado, a 10.000 dólares (unos 9.055 euros). Las diferencias entre los colores es notable, pues el jacuzzi está hecho con oro de 14 quilates, mientras que los otros son más baratos porque están de oferta y normalmente cuestan 99.95 dólares.

Si se quiere optar por una opción más económica se puede comprar el Testicuzzi sin pilas a 29.95 dólares (unos 27 euros), cuyos chorros de aire funcionan mediante un tubo por el que el usuario tiene que soplar.

Bajo el nombre Testicuzzi for the nuts (Testicuzzi para las pelotas), la marca vende ese increíble invento. Pero no es lo único que tienen en su catálogo, también hay camisetas, peluches de penes, llaveros de ardillas y nueces (pues nuts también significa nuez), de testículos, moldes para hacer hielos con forma de pene, bolsas de silicona para las partes íntimas, etc.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento