Piden tres perritos calientes y un sándwich en un bar de Roma y les cobran 119 euros

Una imagen de la Via della Conciliazione, en Roma.
Una imagen de la Via della Conciliazione, en Roma.
GOOGLE MAPS

Una familia italiana ha sido la última víctima de los considerados precios abusivos que algunos locales de Roma ponen a sus productos. Según informa el diario local Il Messaggero la familia había visitado los museos Vaticanos y se puso a llover fuertemente por lo que se refugiaron en un bar de la via della Conciliazione, la gran calle que une el Vaticano con el Castillo de Sant'Angelo. 

Allí pidieron tres perritos calientes y un sándwich de jamón y queso, más tres latas de Coca Cola y un agua. El total de la cuenta fueron 119 euros y 34 céntimos.

En la cuenta se puede apreciar que cada perrito caliente con patatas fritas cuesta 22 euros y que se les hizo un cargo por el servicio del camarero de 17,34 euros. El padre de la famila, formada por su mujer y dos niños y que venían de la zona sureste de Italia, aseguró que con las prisas no se fijaron en los precios del menú, pero que el día antes "habíamos ido a un restaurante detrás del Panteón: pagamos lo mismo, pero por una cena completa". 

El citado diario preguntó por el caso al dueño del local, que se excusó asegurando que sus precios están en el menú. "No podemos decir que son precios populares. Pero si es caro o no es una cuestión subjetiva", aseguraba el dueño, que destacaba que su restaurante está cerca del Vaticano. 

Este caso se suma al que hace poco sufrieron dos turistas japonesas a las que cobraron 429 euros por dos platos de espaguetis, en una factura que incluía 80 euros en concepto de propina. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento