Logo del sitio

Macarrones al horno: dos ingredientes que le dan mucho más sabor

Macarrones al horno, una de las formas más deliciosas de preparar la pasta.
Macarrones al horno, una de las formas más deliciosas de preparar la pasta.
Pinterest

La pasta es un recurso que no debe faltar en nuestra despensa. Cuando no queda nada, cuando no sabemos qué hacer, la pasta nos saca del apuro. Se hace en poco tiempo y es versátil.

Además, la pasta es barata -cosa fundamental- y gusta a los peques de la casa. Tantas preparaciones admite que muchos empezamos a cocer la pasta y luego miramos en la nevera, a ver qué tenemos para hacer la salsa.

Espaguetis y macarrones, y el resto de mil tipos de pasta, son fuente de energía que proporciona múltiples beneficios a nuestro organismo. Su alto contenido en fibra ayuda a regular el tránsito intestinal combatiendo además los problemas de estreñimiento y siendo perfecto para aquellas que realizan una alta actividad física.

Más humilde y con menos prestigio que el jamón ibérico, el chorizo también es una joya gastronómica

Esta vez apuntamos a una receta muy concreta: unos macarrones al horno. Que la pasta cocida acabe pasando por el horno le va a dar un punto especial y sabroso. La base de cualquier receta de macarrones al horno son, además de la pasta, la salsa de tomate y la bechamel. Pero hay algún ingrediente que le da mucho más sabor.

Chorizo

El mundo ha descubierto el spanish chorizo. En Francia hemos visto patatas fritas con sabor chorizo y en Inglaterra algún osado cocinero hace la paella con chorizo... como le ha dicho que haga el terrible Jamie Oliver.

El chorizo es una joya gastronómica más humilde y con menos prestigio que el jamón ibérico, pero una joya a fin de cuentas. Nuestras abuelas inventaron los macarrones con chorizo, que sigue siendo nuestra mayor contribución a la historia mundial de la pasta.

A los macarrones al horno les va a dar mucho sabor. Se trata de freír el chorizo, escurrir su grasa en papel absorbente y reservar. Luego haremos la salsa de tomate y la bechamel, y coceremos la pasta. Finalmente, mezclaremos la pasta con el chorizo y la salsa de tomate y llevaremos al horno. Bechamel, queso rallado y a gratinar. Delicioso.

El queso para gratinar

Hemos dicho queso. Efectivamente, el queso es un acompañante casi imprescindible de cualquier receta de pasta. En el caso de los macarrones al horno usamos queso para gratinar y en eso hay que saber elegir. Por favor, nada de mezclas de quesos rallados y envasados. Sino queda más remedio, pero muchos de esas mezclas sólo han visto al queso de lejos y por descuido.

Algunas mezclas de queso rallado y envasado sólo han visto al queso de lejos y por descuido

Hay que saber que no todos los quesos valen porque no todos se derriten igual. Es cuestión de su contenido de grasa y humedad. Y en eso ganan los quesos blandos y especialmente la insípida mozzarella. Lo bueno de este queso italiano es que se derrite de manera homogénea. Sus hilos de queso son perfectos para la pizza, pero también para la pasta.

Más quesos italianos muy válidos para gratinar nuestros macarrones son el Gorgonzola, con su aspecto ligeramente enmohecido y su textura cremosa, y el Fontina, que recuerda a frutos secos y aguanta bien las temperaturas altas.

En la lista también, un inglés, el Cheddar. Es perfecto para gratinar. Y finalmente, el Gruyère, que conviene rallar para que se reparta bien por todos los macarrones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento