No todo son torrijas: huevos tontos, la receta de las abuelas para aprovechar el pan duro

Las recetas de aprovechamiento demuestran que cualquier resto de alimento tiene salida. Porque la comida no se tira. Hacer torrijas es la mejor opción para cuando sobra mucho pan, pero no la única.
Los pasteles de bacalao se presentan como nuestras croquetas.
Huevos tontos, una receta típica de Semana Santa.
iStock
Los pasteles de bacalao se presentan como nuestras croquetas.

La comida no se tira. Las recetas de aprovechamiento demuestran que cualquier resto de alimento tiene una salida, una oportunidad, antes de acabar en la bolsa de la basura. El pan tampoco se tira, aunque se ponga duro.

Ahora que llega la Semana Santa, hacer torrijas es la mejor opción para dar salida al pan duro. Pero no la única. También podemos hacer huevos tontos, una receta de origen sefardí. Típica de la cocina aragonesa, suele elaborarse en Semana Santa.

Es una receta fácil y no lleva mucho tiempo, una media hora, y otra media para que descansen y se asienten... salvo que las queramos calientes y recién salidas de la sartén.

Ingredientes para hacer huevos tontos

  • Pan duro (400 gr)
  • Leche (300 ml)
  • Huevos (2)
  • Ajo (2 dientes)
  • Perejil
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo se elaboran los huevos tontos

  1. Pelamos y picamos muy fino el ajo y el perejil.
  2. Desmenuzamos el pan duro en un bol y echamos la leche.
  3. Batimos los huevos. Salpimentamos.
  4. Cuando en el bol el pan haya absorbido bien la leche, añadimos el huevo batido, el ajo y el perejil.
  5. Mezclamos bien y aplastamos con un tenedor hasta conseguir una masa/papilla.
  6. Ponemos una sartén al fuego con abundante aceite.
  7. Vamos preparando porciones de la masa del tamaño de una cuchara.
  8. Cuando el aceite esté caliente, echamos esas porciones, en tandas si es necesario.
  9. Les damos la vuelta para que se hagan por todos lados y retiramos cuando estén doradas por entero.
  10. Las ponemos sobre papel de cocina para que absorban el exceso de aceite.
  11. Servimos o dejamos reposar si las queremos templadas.

Propiedades nutricionales del pan

El pan es un alimento muy energético y su consumo debe ser moderado. Su consumo es importante para el funcionamiento del aparato digestivo, porque es una de las mayores fuentes de fibra de nuestra dieta, especialmente si se trata de pan integral (tiene entre tres y cuatro veces más fibra).

Contiene una importante cantidad de vitaminas (del grupo B) y minerales esenciales como el magnesio, fósforo, hierro y potasio. La cantidad de estos nutrientes es también mayor en el integral.

El pan aporta grandes cantidades de carbohidratos complejos. De media, unos 50 gramos de pan aportan unas 125 kcalorías. El pan también aporta proteínas vegetales.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las mejores novedades para disfrutar al máximo del placer de comer.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento