Xavi Hernández
El exjugador del FC Barcelona, Xavi Hernández, durante una rueda de prensa. EFE

El enfrentamiento entre el Barcelona de Guardiola y el Real Madrid de Mourinho ha sido una de las grandes rivalidades de la historia del fútbol. El entrenador catalán logró construir un equipo memorable, y el técnico portugués llegó al Real Madrid con el objetivo de acabar con esa supremacía.

A los mandos del Real Madrid, Mourinho ganó la Liga en la temporada 2011/2012, y dejó un gran número de enfrentamientos directos con Pep que pasarán a la historia, tanto en el terreno de juego como fuera de él, como quedó claro en la previa de las semifinales de la Liga de Campeones del curso 2010/2011:

"Como él me ha tuteado yo también lo voy a hacer. Mañana nos enfrentamos en el campo a las 20:45; fuera del campo ya me ha ganado. Le regalo su Champions particular fuera del campo, que la disfrute y se la lleve a casa. En esta sala él es el puto jefe, el puto amo y no quiero competir en ningún instante. Sólo le recuerdo que hemos estado junto cuatro años. Me conoce y le conozco. Si se quiere quedar con los amigos de Florentino Pérez y la central lechera pero yo he trabajado cuatro años con él", aseguró.

Xavi Hernández, en el doucmental 'Take the ball, pass the ball', dedicado en exclusiva a aquel Barcelona entrenado por Pep Guardiola, ha revelado por que'el de Sampedor decidió entrar en la guerra dialéctica con el luso: "Estaba apretando tanto Mourinho, tanto, tanto, que el entorno barcelonista ya pedía algo más a Guardiola", afirmó.