Valero Rivera: "Venir a Catar ha sido una de las mejores decisiones de mi vida"

El entrenador de balonmano Valero Rivera.
El entrenador de balonmano Valero Rivera.
GTRES / ARCHIVO

Valero Rivera es el artífice de uno de los mayores éxitos del deporte contemporáneo. A los mandos de la selección de Catar de balonmano, el técnico español ha logrado sacar el máximo rendimiento de un equipo que ha sorprendido a todos en el Mundial, donde ha logrado la medalla de plata.

El entrenador español ha logrado conjuntar a una selección con numerosos jugadores nacionalizados, tema que ha ocasionado mucha polémica, y lo ha llevado hasta una final del campeonato del mundo, partido hasta ahora vetado para cualquier conjunto no europeo.

Lo que ha conseguido con Catar ha sido algo histórico en el mundo del deporte. ¿Es consciente de la gesta que han logrado?

Sí, lógicamente, es la primera vez que un equipo no europeo consigue una medalla, llegando a la final además. Sabemos que es histórico, pero es que este país lo merece. Apoya muchísimo al deporte en general, y al balonmano en particular, la federación lleva muchísimo tiempo trabajando mucho y bien. Y no hablo de meses, hablo de años. Hemos podido trabajar  como un equipo, no como una selección, hay muchas cosas que han influido en este hecho histórico. Pero lo que yo siempre digo y repito es que esta gente lo merece por todo lo que hacen por el deporte.

¿Le costó decidirse a la hora de irse a entrenar a Catar?

Sí, porque además yo no me había tenido que mover antes, ni como entrenador ni como jugador. He estado toda la vida en el Barcelona, y con la selección durante esos cuatro años también pude seguir viviendo en Barcelona. Hasta esta maravillosa aventura no había tenido que vivir fuera, lo que no es normal para un profesional del deporte, pero he de decir que estoy muy feliz de haber dicho que sí. No acepté a la primera, tuve mis dudas porque nunca había salido de Barcelona, de casa, pero la verdad es que ha sido una de las mejores decisiones de mi vida.

¿En que ha notado la apuesta tan fuerte por el deporte?

En todo lo que se apoya, en los estadios que se construyen, hasta tienen el día nacional del deporte, cuando todo el mundo puede practicar todo tipo de deportes ese día, que es festivo. Es un lugar maravilloso para los deportistas, lo recomiendo claramente. Por eso creo que merecen que la primera vez que organizan un campeonato del mundo, pues Catar tenga una medalla. Merecido por todo lo que están haciendo.

¿Cómo es su vida en Catar? ¿Se relaciona otros españoles además de con su familia y su equipo de trabajo?

Estoy aquí con mi esposa y estamos viviendo en un hotel. Los niños son ya mayores y viven en Barcelona o Valero jugando en Francia. Hemos conocido a españoles, pero la mayor parte gente del deporte. Estuve con Raúl González antes de que se fuera a jugar a Nueva York, y con más gente relacionada con el mundo del deporte.

¿Cómo ha sido trabajar con un grupo tan heterogéneo como es este de Catar?

Se parecía más a un club. Es gente de diferentes lugares, pero al fin y al cabo es jugar al balonmano y la idea es hacer un equipo, no tiene tanta importancia donde hayas nacido. Lo fundamental es que haya mentalidad de hacer un equipo y eso lo hemos conseguido. Hemos podido trabajar durante mucho tiempo y eso  ha sido fundamental para alcanzar un éxito que parecía inalcanzable.

Ha habido mucha polémica con el número de nacionalizados que tenía la selección catarí.

No voy a hablar de eso (repite con insistencia). No he hablado antes ni lo voy a hacer ahora, porque la historia es la que es y los que estamos en el balonmano hace muchísimos años sabemos la historia. Creo que es perder el tiempo hablar de cosas que solo perjudican al balonmano. Es intentar molestar o quitar méritos y no quiero hablar.

¿Qué se siente cuando su hijo le hace un gol a su equipo?

Era la primera vez que jugábamos en contra y hay sentimientos encontrados. Por un lado te alegras como padre de que le salgan bien las cosas, pero por otro eres entrenador y claro…

Son sentimientos enfrentados, no me había pasado nunca y espero que no me vuelva a pasar nunca más.

Muy orgulloso. Ha sido el mejor extremo izquierdo del campeonato, pero no solo por eso. Estoy orgulloso por cómo es, y si encima ahora está demostrando a todo el mundo su calidad y que lo ha hecho además después de haber aguantado muchas cosas injustas solo por ser hijo mío, así que tremendamente feliz por él.

¿Y cómo fue jugar contra España, su país y además una selección a la que entrenó durante cuatro años?

También es algo que no me hizo sentir bien. Fueron cuatros años muy buenos, estoy muy agradecido a los jugadores, a los que tengo mucho cariño, y la verdad es que no es una sensación agradable. Lo que he sentido es no haber podido estar todos en el podio, creo que los jugadores lo merecían.

¿Su futuro está en Catar?

Ellos están muy contentos conmigo y yo con ellos, por lo que es muy difícil, casi imposible, que después de lo que hemos conseguido esto se rompa. Estoy muy feliz aquí y muy agradecido, porque me siento muy respetado e incluso admirado, y sobre todo muy querido.

El próximo objetivo, los Juegos Olímpicos.

Sí, tenemos dos opciones para conseguir el billete para los Juegos, organizaremos un preolímpico y también está la opción de lograr la plaza por la vía asiática. Sería otro hito que no se ha conseguido nunca, es nuestro siguiente objetivo y a ver si lo conseguimos.

¿Se ve volviendo a la selección española?

Dentro de poco voy a hacer 62, así que ahora mismo no me planteo nada más que seguir estando aquí, donde soy muy feliz. Pero nunca se puede decir nunca, aunque no me lo plantee.

Se ve muchos años más luchando en los banquillos?

Ya veremos. Me fue bien esos 4-5 años que estuve alejado de los banquillos, me dediqué a mi empresa, y luego le tengo que agradecer a Juan de Dios (Román) que pensara en mí para dirigir a la selección española después de tanto tiempo sin entrenar. Sin esa decisión, no hubiera sido campeón del mundo con España, ni probablemente estaría aquí. Veremos el futuro, hay que darle tiempo al tiempo y también ver cómo me encuentro. De momento estoy feliz y veremos hasta cuando dura.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento