Kittel gana una caótica primera etapa del Tour, con un autobús atascado en meta

El autobús del equipo Orica, atascado en la meta de la primera etapa del Tour.
El autobús del equipo Orica, atascado en la meta de la primera etapa del Tour.
20MINUTOS

El alemán Marcel Kittel, del equipo Argos, ganó al srpint la primera etapa del centésimo Tour de Francia, disputada entre las localidades corsas de Porto Vecchio y Bastia, con 213 kilómetros.

El germano, que nunca antes se había impuesto en esta carrera, se enfundó así el primer maillot amarillo de la edición y fue el primer esprínter en liderar la ronda gala desde que en 1967 lo hiciera el alemán Rudy Altig.

El noruego Alexander Kristoff (Katusha), que fue el primero en lanzarse al esprín, acabó segundo, por delante del benjamín del pelotón, el holandés Boy van Poppel, del Vacansoleil.

Kittel, de 25 años, se alzó con una victoria tras un accidentado final de etapa, en el que una caída a unos 4 kilómetros para el término desorganizó una carrera que parecía que iba a resolverse con un esprín limpio.

Entre los damnificados estuvo el español Alberto Contador, del Saxo, que cruzó la meta con retraso, por lo que los comisarios están estudiando si se le considera que ha perdido tiempo para la general. El de Pinto tiene un fuerte golpe en el hombro y rozaduras en un brazo y una pierna, a la espera del parte médico oficial, aunque no sufre "a priori" ninguna rotura, según el director del equipo Saxo, Philippe Maudit.

"Parece chapa y pintura"

"En el Tour hay estas cosas, me ha tocado a mi, espero que no sea nada, parece chapa y pintura, habrá que poner mucho hielo. Espero que para la contrarreloj por equipos no tenga problemas para poner los codos en el manillar", afirmó el ciclista del Saxo, con heridas en el hombro izquierdo y la pierna derecha.

"Tengo un golpe bastante fuerte, estos días iré más incómodo en la bicicleta, pero queda mucho tiempo por delante para recuperar", agregó el madrileño.

"Ahora es importante que sigamos haciendo las cosas igual que si no hubiera habido caída. Tengo que recuperar, dormir, que me costará un poco más", dijo.

Contador achacó la caída a "los nervios típicos del primer día en el que todos quieren estar adelante para no perder tiempo".

"Ha habido una caída delante y yo la podía haber salvado, pero alguien no ha frenado detrás y me ha arrastrado", señaló.

El madrileño afirmó que cuando se cayó ya era consciente de que ya no le iban a contar el tiempo, por lo que no se esforzó demasiado por ganar la meta de Bastia.

Los comisarios de la carrera decidieron no tener en cuenta el tiempo perdido por los ciclistas en esa caída, según afirmó el director técnico del Tour, Jean-François Pescheux.

También cayó el eslovaco Peter Sagan, del Cannondale, otro de los candidatos al sprint, y descolocó al británico Mark Cavendish, el máximo favorito.

El incidente del autobús

La etapa también se vio alterada por un incidente provocado por un autobús que bloqueó la línea de meta cuando los ciclistas estaban a pocos kilómetros para el final y que a punto estuvo de provocar la suspensión del final.

Pero, finalmente, se solucionó el incidente y la carrera pudo solucionarse.

La primera etapa del Tour estuvo marcada por una escapada que comenzó en el kilómetro 2 y que terminó a falta de 37 y que estuvo formada inicialmente por el francés Jérôme Cousin (Europcar), el iniciador de la fuga, acompañado de los españoles Juan Antonio Flecha (Vacansoleil) y Juan José Lobato (Euskaltel), el holandés Lars Boom y el francés Cyril Lemoine.

Lobato, que fue atrapado antes, pasó en cabeza por el único puerto puntuable de la jornada, la Côte de Sotta, de cuarta categoría, por lo que el domingo será el primer líder de la montaña.

Será el tercer ciclista del Euskaltel en vestir el maillot de puntos rojos, que en 2011 logró en París Samuel Sánchez y en 2009 llevó algunas etapas Egoi Martínez.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento