Teresa Perales: "Me gusta rodarme las ciudades, conocer su gente y su cultura"

  • Esta zaragozana compagina la natación y la política y participa en Pekín en sus terceros Juegos Paralímpicos.
  • En Sidney'00 se colgó 5 medallas y en Atenas'04, 6.
  • Con 19 años, se quedó parapléjica por una neuropatía.
La nadadora y política Teresa Perales. (SERVIMEDIA)
La nadadora y política Teresa Perales. (SERVIMEDIA)
SERVIMEDIA

¿Qué tal por Pekín?

¡Genial! Son mis terceros Juegos Paralímpicos y ésta es la mejor Villa Olímpica en la que he estado. Los voluntarios son muy serviciales. Fuera de ella hay más problemas, pero la gente es muy amable: nos ven con los chándal de España y vienen a hacerse fotos con nosotros.

¿Ha hecho algo de turismo?

Poco, para no cansarnos porque debuto el 7 de septiembre, un día después de la inauguración. Me la perderé para no poner en peligro la preparación de muchos años por pasar un buen rato. Por ahora, he visitado el mercado de la seda.

No cambiaría la vida que tengo ahora en silla de ruedas por la de antes

Porque una de sus grandes pasiones es viajar.

En vez de pateármelas, me encanta rodarme las ciudades con mi silla. Conocer a su gente y su cultura. He estado en Nueva Zelanda, en Sudáfrica, en el Sáhara y en la mayor parte de las capitales europeas. Probablemente, la ciudad que más me guste sea Sidney porque están muy avanzados. No hay barreras arquitectónicas para nosotros, la gente está muy concienciada y la situación de los discapacitados está normalizada. Nadie se vuelve a mirarte porque vayas en silla de ruedas.

¿Cuáles son tus objetivos en Pekín?

En mi cabeza y en mi corazón siento casi seguras tres medallas y dos de oro. Luego creo que puedo alcanzar las 5 ó 6. Y buscaré algún récord del mundo.

¿Cuántas horas entrena al día?

La política casi me ocupa 24 horas al día. No hay horarios de entrada ni de salida. Este año he podido arrancarle un poco más y entrenaba, más o menos, 5 horas al día.

Me perderé la inauguración de los Juegos porque compito al día siguiente
¿Cómo se siente dentro del agua?

Me siento como una sirena. Nado arriba, abajo, más rápido, más lento. No necesito ni la silla, ni a nadie que me ayude, sólo somos el medio y yo. Alguna vez he descubierto personas mirándome a escondidas y parecía que su cara de sorpresa decía: '¡No utiliza sus piernas y puede nadar perfectamente!'.

¿Ha estado ya en el Cubo de Agua?

Es una piscina tremenda. Por fuera, es preciosa, con los colores de las burbujas, pero es que dentro, cuando vas nadando a espaldas, ves todo iluminado. ¡Alucinante!

¿A usted qué le pasó?

Sufrí una enfermedad neurológica con 19 años. Desde 1996 estoy en silla de ruedas.

Creo que en Pekín puedo ganar 5 ó 6 medallas

Supongo que le cambiaría la vida.

Sí, bueno. Tienes que dejar de hacer algunas cosas y aprendes a hacer otras. Ahora mismo, no cambiaría la vida que tengo ahora por la de antes. Entonces, no habría conocido a mi marido, el deporte, no hubiera participado en tres Juegos...

Y se atreve con casi todo: submarinismo, co-piloto en el raid Baja España Aragón...

Cuando te pasa algo como esto, lo más fácil es quedarse en el pasado. Es más cómodo quedarse en casa y que te lo hagan todo. Yo soy muy 'echá pa lante' y me gustaría que la gente se diera cuenta de que las cosas se pueden hacer si quieres. Queres es poder. No sé cuál de las dos experiencias me gustó más. En la Baja fui la primera co-piloto aragonesa en terminar.

¿Sobre eso va su libro: Mi vida sobre ruedas?

Sí, más o menos. Es una autobiografía que he escrito con la ayuda de mi marido, el periodista Mariano Menor. Sin él no lo podría haber hecho.

Entré en la política por vocación de servicio, para ayudar

¿Cómo le conoció?

Después de los Juegos Paralímpicos de Sidney, me hizo una entrevista cuando él trabajaba en la televisión local Zaravisión. Ahí empezó todo.

Ha escrito un libro, ¿también ha plantado un árbol y ha montado en globo?

Árboles plantaba muchos de pequeño y en globo me subí en Eurodisney, aunque sólo fue subir y viajar.

¿Sólo le faltaría tener un hijo?

Me encantaría. Uno o los que vengan. Soy muy maternal, pero no sé cuándo será. En algún momento, me tendré que tomar un descanso en la actividad deportiva. Después de Atenas pensaba que lo iba a dejar y antes de venir a Pekín, también. No puedo decir que lo dejo y menos si me encuentro bien. El deporte en gancha mucho.

¿Cómo se metió en la política?

Siempre he sido simpatizante del Partido Aragonés. De jovencita no sabía a quién votar y fui a una charla y me gustó lo que decían. Más tarde, me propusieron estar en sus filas y me pareció la mejor manera de ayudar. Fue por vocación de servicio, no política. Yo sólo quiero ayudar.

Soy muy maternal y quiero tener hijos, pero no se cuándo será. El deporte me tiene enganchada

¿En España se ha mejorado la situación de los discapacitados?

Mucho, pero nos queda bastante para llegar a países como Australia. Han mejorado las leyes, el trato, la atención que recibimos... Como yo digo, en la época de mis abuelos no había paro y ahora se ve como los más normal del mundo. Llegará el día en que esto también sea así.

Como buena zaragozana, ¿habrá estado en la Expo?

Yo me siento mañica, mañica. Por mis obligaciones políticas me ha tocado trabajar en la Expo recibiendo a las delegaciones de otros países. En mi opinión, está despertando muchísimo la conciencia sobre el buen uso del agua.

BIO

Natural de Zaragoza (29-XII-1975) es Diplomada en Fisioterapia. Desde hace unos años está en el mundo de la política. Fue diputada en las Cortes de Aragón, Directora General de Atención a la Dependencia en el Gobierno aragonés y asesora en el Departamento de Servicios Sociales y de Familia. En abril pasó a ser asesora de Fomento y Deporte en el Ayuntamiento de Zaragoza. Como deportista logró 5 medallas en Sidney 2000 (plata en 50 metros mariposa, bronce en 50 espalda y 50, 100 y 200 libre) y 6 en Atenas 2004 (oro en 50 mariposa y 100 libre, plata en 4 x 100 estilos y bronce en 50 espalda, 50 libre y 100 braza).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento