Teresa Perales, con 22 medallas en los Juegos: "No creo que merezca el Príncipe de Asturias"

  • La nadadora paralímpica iguala a Michael Phelps y no piensa en la retirada.
  • Una neuropatía le hizo perder la movilidad desde la cintura a los 19 años.
  • Ha conseguido seis medallas en Londres 2012: dos bronces, tres platas y un oro.
  • Agradeció el apoyo recibido a través de las redes sociales.
  • Primeros Juegos tras ser madre: "Es muy bonito y a la vez muy difícil de compaginar, pero es tener paciencia y organizarse".
  • Con las 42 medallas de España, destaca que siguen siendo una potencia mundial.
La nadadora paralímpica española, Teresa Perales, disfruta del oro consguido en Londres 2012.
La nadadora paralímpica española, Teresa Perales, disfruta del oro consguido en Londres 2012.
EFE

Teresa Perales es la estrella española de la natación paralímpica. Con seis medallas en Londres 2012, la última un oro en su prueba favorita –100 metros braza–, esta aragonesa de 36 años ha igualado a Michael Phelps con 22 preseas en los Juegos.

Estrechamente ligada a la política, ha utilizado el deporte para mandar un mensaje positivo en la consecución de los objetivos. Todo se puede conseguir con esfuerzo, y así lo ha demostrado desde que a los 19 años una enfermedad le dejara parapléjica, sin movilidad en la parte inferior desde la cintura.

¿Es consciente de la marca que acaba de lograr?

No, que va. Disfruté muchísimo porque se me resistía en estos días. Había perdido varias pruebas. Aunque conseguí medallas de plata y bronce, sentí que se me escapaba el oro, y el sábado era la última oportunidad con esa presión añadida de ser mi prueba favorita.

¿Cómo empezó la aventura hasta llegar a esta meta?

Intenté aprender a nadar de nuevo, así que poco a poco. Tardé unos meses en disputar mi primer campeonato de España y en año y medio ya competí en los Mundiales. Fue cuando vi que tenía la oportunidad de ganar. En Sydney no tuve oro, pero sí en Atenas. Así hasta llegar a hoy.

¿Cómo es ganar en unos Juegos tras ser madre?

Es muy bonito, y muy difícil de compaginar. Pero es tener paciencia, organizarse y saber que hay tiempo para todo… más o menos.

En las últimas fechas se ha hablado mucho del Premio Príncipe de Asturias. ¿Merecía una nominación?

No creo. Lo agradezco muchísimo, he recibido mensajes en ese sentido pero el Príncipe de Asturias son palabras mayores. En la candidatura de los paralímpicos me sentía representada. Como deportista me hubiese gustado, pero como española me encanta que sean Iker y Xavi los ganadores.

Ellos ganaron el premio en 2010 con la selección. ¿No era hora de premiarles a ustedes?

No quiero entrar en polémicas. Se tiene en cuenta todo y el jurado valora todo, hay que respetarlo. Como española y muy futbolera estoy encantada de que sean ellos los ganadores.

Son seis medallas en Londres y 22 en total, las mismas que Phelps. ¿Cree que se le reconoce el esfuerzo?

Tengo más contacto con España en estos Juegos, quizás por el horario. Los medios están muy cerca y las redes sociales han hecho que esto sea algo tremendo. Estoy recibiendo mucho cariño.

Me cuido mogollón la dieta. Entreno seis horas al día más o menos, sobre todo en el último año. Estos tres meses se amplía a siete días a la semana, así que al menos ha valido la pena por conseguir este oro.

Está muy ligada a la política. ¿Qué le llevó a ello?

Las ganas de trasladar la faceta deportiva a todo en mi vida, pelear y esforzarse y hacer una carrera de fondo. Si crees que las cosas pueden cambiar, se consigue con vocación.

¿Cómo ve que España, en mitad de esta crisis económica, esté planteando albergar unos Juegos Olímpicos en 2020?

La mayor parte de la inversión ya está hecha, sería sacarle partido. El deporte pone a un país en el mapa. Mucha gente sabe dónde está España por los Juegos de Barcelona, las exposiciones internacionales…hay que utilizar eventos de una calidad e importancia tan grandes como unos Juegos para tener repercusión.

Los londinenses no querían esto y ahora están encantados. Se han volcado. No es una repercusión de ahora, sino que va a durar durante muchísimos años porque el turismo y la parte comercial mejorará. Los Juegos le dan otro enfoque en el mundo internacional. Defiendo la candidatura 2020.

¿Le sentó mal que el presidente del Comité Paralímpico Español se refiriera a los deportistas paralímpicos como ‘la roja coja’?

Las cosas se sacan de quicio y no merece la pena. Quizá no era el momento o el contexto pero entre nosotros lo hemos dicho muchas veces. Yo que le conozco sé como es y no quiso decirlo para ofender a nadie. Nosotros mismos nos reímos con esa expresión. Casi me alegro de que pasase aunque sea con polémica.

Me gusta hablar con naturalidad y no tener que andar midiendo las palabras de si discapacitado físico o lo que sea, ¡qué más da! Son personas, no hay que utilizar demasiado los adjetivos y ofuscarse. No hay que poner excesiva atención en eso y menos en un contexto en el que estábamos muchos miembros del equipo paralímpico, que nos reímos con ello.

¿Qué mensaje mandan las 42 medallas de España?

Si luchas al final terminas consiguiendo tu objetivo. En Londres ha sido difícil conseguir medallas, han estado caras, pero seguimos demostrando que España es una de las potencias mundiales.

¿Río 2016 queda muy lejos como objetivo?

Voy a seguir entrenando y compitiendo, aunque lo primero ahora serán unas vacaciones. Cuatro años son muy largos, en un ciclo olímpico puede pasar de todo pero físicamente me encuentro bien y a la vista está. De momento no pienso en la retirada.

Medallero español en los Juegos Paralímpicos de Londres.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento