Pau Gasol y Odom
El jugador Lamar Odom (d) de Dallas Mavericks defiende contra su antiguo compañero el español Pau Gasol (i). EFE

Un magnífico último cuarto del veterano base Derek Fisher, que anotó el único triple de su equipo a falta de tres segundos para el final del choque, llevó a la victoria a Los Angeles Lakers frente a los Dallas Mavericks (73-70) en el regreso de Lamar Odom al Staples Center.

El mejor jugador de los locales fue Andrew Bynum, con 17 tantos y 15 rebotes. Kobe Bryant se mostró errático y acabó con 14 puntos (7/22 en el tiro), mientras que Pau Gasol, bien en defensa sobre Dirk Nowitzki, aportó ocho puntos y seis rebotes.

El hermano mayor de los Gasol estableció la marca más baja en puntos al conseguir sólo ocho después de anotar 3 de 11 tiros de campo y 2-2 desde la línea de personal para ser la primera vez en lo que va de temporada que no pudo conseguir dobles dígitos.

Estéril Calderón

La inspiración encestadora del ala-pívot Josh Smith y el escolta Joe Johnson fue la clave que permitió a los Hawks de Atlanta ganar por 93-84 a los Raptors de Toronto, que perdieron el quinto partido consecutivo a pesar de la aportación de un doble-doble del base español José Manuel Calderón.

Los Raptors de Toronto perdieron el quinto partido consecutivo

Smith logró un doble-doble de 28 puntos, 15 rebotes y dos asistencias para liderar el juego ofensivo y defensivo de los Hawks de Atlanta (10-4), que ganaron el tercer partido consecutivo desde que perdieron por lesión al pívot dominicano Al Horford.

Aunque Calderón recuperó su mejor juego individual al aportar su quinto doble-doble de la temporada con 13 puntos y 11 asistencias, no fueron suficientes para evitar la derrota.

Calderón jugó 36 minutos en los que anotó 6 de 9 tiros de campo, incluido el único triple que hizo, no fue a la línea de personal, capturó tres rebotes y perdió cuatro veces el balón.

Rubio, esencial

El acierto ofensivo y poder reboteador del ala-pívot Kevin Love junto al apoyo de los bases Luke Ridnour y el español novato Ricky Rubio fueron las claves que permitieron a los Timberwolves de Minnesota ganar por 99-86 a los Kings de Sacramento.

Las genialidades de Rubio surgieron en los momentos decisivos del cuarto periodo

Rubio no tuvo su noche más brillante, en parte por su poca inspiración en ataque y porque el base Luke Ridnour le quitó el protagonismo tanto en ataque como en la distribución del juego.

Pero volvió a ser el factor que hizo posible que los Timberwolves rompiesen el marcador a su favor en los momentos decisivos del cuarto periodo.

Como ya es habitual, las genialidades de Rubio surgieron en los momentos decisivos del cuarto periodo cuando los Timberwolves tenían sólo tres puntos de ventaja (79-76) y el jugador de El Masnou cambió la historia con una asistencia de triple a Ridnour y el que anotó el mismo para el parcial de (85-76), que fue decisivo.

La sentencia del partido quedó a falta de tres minutos para el final cuando de nuevo una asistencia de Rubio a Ridnour le permitió anotar otro triple y Love sentenció con canasta para el marcador parcial de 92-80.

Victoria de Ibaka

La juventud y frescura física del base Russell Westbrook junto al alero Kevin Durant permitió a los Thunder de Oklahoma City vencer por 97-88 a los Celtics de Boston, que perdieron el quinto partido consecutivo por primera vez en la era de los "Big Three".

El ala-pívot congoleño nacionalizado español, Serge Ibaka, siguió de titular con los Thunder y realizó una buena labor defensiva tras jugar 23 minutos para anotar seis puntos (3-6, 0-0, 0-0), capturó cuatro rebotes, puso cuatro tapones y recuperó un balón.