El francés Sébastien Loeb (Citroën) logró su cuarto Campeonato del Mundo de Rallies consecutivo al concluir tercero en el Rally de Gales –antiguo RAC de Gran Bretaña–, prueba con la que concluía la competición y en la que venció el finlandés Mikko Hirnoven (Ford). Loeb iguala con este triunfo el récord de los finlandeses Juha Kankkunen (vencedor en 1986, 1987, 1991 y 1993) y Tommi Makinen (ganador entre 1996 y 1999), además de mantenerse como el piloto con más triunfos en el mundial, con 36. El español Dani Sordo, por su parte, acabó cuarto en la clasificación final.